POR DiegoMasci

Agua sucia en La Toma

Problema de nunca acabar

El agua sale de las canillas sucia y con olor. A principios del 2017, el intendente Cornejo por orden de Rodriguez Saá, devolvió un aporte de $10M de la nación para arreglar la red de agua

Poco parece importarle a las autoridades municipales el origen que le dio el nombre a la localidad.

La Toma le debe su nombre, a la toma de agua construida en 1850 sobre el Río Rosario por el  francés Carlos Bett. Casi 118 años después de su fundación, son muy pocos los que se animan a tomar el agua que provee el rio y que distribuye deficientemente el municipio.

Los vecinos muestran a través de las redes sociales el liquido sucio, viscoso y oscuro que surge de las canillas hogareñas que traen el agua que suministra la municipalidad que comanda el intendente rodriguesaista Francisco Cornejo.

Ante la crisis del agua que vive la ciudad, Cornejo se puso en contacto con el gobierno provincial en la mañana del sábado.

La queja no estuvo vinculada al tema que preocupa y hostiga a los tomenses. Su angustia estaba centrada en que la noche anterior tuvo que enfrentar en soledad, sin la presencia de funcionarios provinciales, el modo en que le había copado la parada en la Fiesta Nacional del Onix el senador Claudio Poggi. La segunda noche de la fiesta estuvieron a su lado el vicegobernador y los ministros de Seguridad, de Gobierno y  de Turismo; el lunes por la mañana, la secretaria de cultura que se acercó a saludar al ex gobernador, se quedo sin trabajo. A ninguno de ellos les pareció importar el líquido viscoso que emana de las canillas, la preocupación pasaba por otro lado.

Cornejo, quien por orden de Alberto Rodríguez Saá, rechazó en marzo de 2017, $10.000.000 del gobierno nacional destinados a la ampliación de la red de agua potable y a la compra de un camión compactador, tiene en malas condiciones la red de agua potable y no puede garantizar agua de calidad a los vecinos. La insólita decision que deben pagar los vecinos comprando agua en los comercios, se conoció mediante un comunicado de los legisladores de Cambiemos, quienes habían hecho la gestión de los fondos, consiguieron los recursos económicos y los mismos estaban disponibles para la comuna, para que pueda solucionar los eternos problemas de agua.

Por lo pronto, ante el agua en mal estado que brinda el municipio, los vecinos no tienen mas alternativas que comprar agua mineral en los comercios de la localidad. Quienes no cuentan con los recursos, se exponen a los riesgos que siempre presentan el consumo de agua en mal estado.