POR DiegoMasci

Alberto; Graciela... Era al revés

Salud Publica

La provincia anuncia que los equipos para realizar diagnostico por imagenes llegarían 75 días despues de quedarse sin el servicio tercerizado

El pasado 31 de diciembre el gobierno de San Luis y la empresa Signa cesaron en su vinculo. La empresa privada era la encargada de la realización de los diagnósticos por imágenes en los principales hospitales públicos de la Provincia.

La decisión del ministerio de Salud fue dejar de tercerizar el servicio y realizar, con equipamiento y recursos humanos propios, los estudios que hasta finales del 2017 estaban en manos de la citada empresa privada.

Hace pocas horas, el gobierno de Alberto Rodríguez Saá comunicó a través de la Agencia de Noticias San Luis que los equipos adquiridos para la realización de los diagnósticos por imágenes, estarían llegando en los próximos días al país y que se estimaba que a mediados de marzo, los mismos podrían estar en condiciones de comenzar a funcionar, en los hospitales públicos provinciales.

Si bien la decisión de cesar en la tercerización del servicio, fue tomada en los primeros meses del 2017, la provincia reconoció en su comunicado oficial, que no logró llegar a fin de año con la aparatología adquirida en condiciones de comenzar a ser usada. Ni tan siquiera logró que las mismas lleguen al país.

Desde los primeros días de enero, cada paciente que necesita realizarse desde una ecografía hasta un diagnostico más complejo, debe deambular con escasa suerte por diferentes centros privados, para tratar de poder avanzar con los estudios que le requieren para sus respectivos tratamientos.   

El Ministerio informó que estima que los equipos estarán arribando a la provincia durante el mes de febrero y se podrán usar, en el mejor de los casos, 75 días después de haber cortado con la prestataria que realizaba el servicio.

La consulta obligada que surge desde la más simple lógica es ¿Por qué el gobierno toma una decisión sobre una política de estado, en un área tan sensible como lo es la salud, sin prever la respuesta necesaria a los pacientes?, ¿Por qué ante la demora para instalar el equipamiento necesario, no se extendió el vinculo con la anterior prestataria o con quien hubiera elegido el ministerio, para no dejar a la deriva a quienes visitan los hospitales sanluiseños?

No está en discusión la decisión de haber cesado con la tercerización del diagnostico por imágenes en el sector público, sobre la base de la información que brinda el mismo gobierno, surge una clara certeza: Era al revés Gobernador; era al revés Ministra, primero se instalaban los equipos, se los ponía en marcha y después, se dejaba de tercerizar el servicio… era al revés