POR DiegoMasci

Obras Públicas Nacionales: La Provincia y el Teorema del Toro Rengo

Sierras de las Quijadas

Desde hace años, los hermanos Rodríguez Saá han repetido más veces la frase “el gobierno nacional discrimina a San Luis” que León Gieco a la letra “o” en la canción “Ojo con los Orozco”.

Todo parece indicar que no se quieren mover de su zona de confort y desde hace tiempo prefieren ubicarse en la autodiscriminación que en la gestión de beneficios para los sanluiseños.

Este extraño caso de autoaislamiento lo sufren los vecinos de los parajes rurales cercanos al Parque Nacional de la Sierra de las Quijadas.

Sobre finales del año 2016, quien se desempeñaba como intendente del Parque ubicado en el oeste puntano, Eduardo Militello, presentó ante el ministerio de Medio Ambiente, Campo y Producción un informe de Impacto Ambiental para poder desarrollar una obra de electrificación rural que además de beneficiar al parque, llevaba la luz eléctrica a los vecinos de los parajes San Vicente, Buen Orden y Hualtarán, entre otros.

La obra de electrificación propuesta para los vecinos del lugar se realizaba íntegramente con fondos nacionales

En el informe brindado por el Jefe de Gabinete de la Nación, Marcos Peña, en el senado de la nación, ante la consulta realizada por el senador Claudio Poggi, el funcionario nacional respondió “En relación al Proyecto de Alimentación de Energía Eléctrica en el Parque Nacional Sierra de las Quijadas, al momento de la elevación del estudio de Impacto Ambiental para su evaluación, realizado por la Administración de Parques Nacionales, el Ministerio de Medio Ambiente, Campo y Producción de San Luis, mediante nota de su Jefa de Programa, Licenciada Eliana Giorda, puso en tela de juicio la legitimidad del Intendente del Parque, por entonces Sr. Eduardo Militello, para actuar en nombre de la APN en la simple gestión de dicha presentación, no registrándose constancia a la fecha de que dicho Ministerio se haya expedido respecto del estudio de impacto ambiental presentado”.

La respuesta de la provincia para una obra que tenia costo cero y la pagaba la Nación, fue que desconocía la legitimidad de un funcionario nacional, a cargo de una dependencia nacional, a la que accedió mediante decreto presidencial, para realizar un tramite administrativo que beneficia a los habitantes de los citados parajes.

A pesar de encontrarnos en el declamado Año de los Parajes, el gobierno provincial sigue desatendiendo las necesidades básicas de muchos ciudadanos sanluiseños e impidiendo que el estado federal realice obras que jerarquicen el Parque Nacional de la Quijadas que beneficia a cientos de pobladores rurales que habitan en la zona.

“Considerando que, mediante la Declaración N° 16-HCS-2018, la Cámara de Senadores de San Luis solicitó al Poder Ejecutivo de la Provincia la electrificación de los parajes San Vicente, Hualtarán, Buen Orden y otros de dicha Provincia, en cercanías del mencionado Parque, se reiniciará la gestión.” Manifestó el funcionario nacional en la cámara alta.

Es de esperar que los funcionarios rodriguesaistas salgan de la zona de confort con el verso de la discriminación y empiecen a pensar en la gente, esta obra de electrificación le cambia la vida a los habitantes del lugar. Por ahora, parecen sentirse mas comodos aplicando el teorema del Toro Rengo. No hacen ni dejan hacer