POR DiegoMasci

La cachetada del gobierno a las mujeres golpeadas

Violencia de genero

Con absoluta impunidad, luego de meses de silencio oficial sobre el escándalo que protagonizó, Enrique Cabrera, denunciado judicialmente por pegarle a su ex mujer, participó en posición privilegiada del acto realizado en el Salon Blanco y dialogó risueñamente con Adriana Bazzano

El portal elchorrillero.com puso en evidencia la presencia de Cabrera y su amable conversación con la responsable de la secretaría de la Mujer

Durante los anuncios realizados por Alberto Rodríguez Saá en el Salon Blanco de Terrazas del Portezuelo, las mujeres victimas de violencia de genero, volvieron a recibir otra cachetada.

Sentado en una posición jerarquizada, Enrique Cabrera, ex secretario de Transporte de Alberto  Rodríguez Saá, denunciado por violencia física y verbal por su ex mujer, Carolina Sosa y su hijo de 14 años, escucho el discurso gubernamental sentado junto al ministro de Gobierno, Justicia y Culto, Eduardo Mones Ruiz (h) y a los diputados provinciales justicialistas Luis Martínez y Alfredo Domínguez.

Sin que se conozca el cargo que detenta en la estructura del ejecutivo, la autoridad partidaria del departamento Pedernera, al finalizar el acto, compartió una amable charla con la titular de la Secretaria de la Mujer #NiUnaMenos, Adriana Bazzano. Ente estatal y funcionaria que nunca se pronunciaron sobre el caso ni brindaron asistencia a la victima.

La impunidad para el dirigente y ¿funcionario? golpeador sobrevoló con impunidad por el Salón Blanco, las mujeres que padecen este drama social y cultural debieron soportar que el mismo gobierno que las intenta utilizar generando actos nacionales en defensa de sus derechos, como el realizado el pasado sábado en La Pedrera denominado “Mujerazo”, las golpea con violencia institucional protegiendo a Cabrera que posee denuncia judicial por lo acontecido con su ex mujer.

El dirigente golpeador junto a los legisladores provinciales justicialistas y el ministro de gobierno. fuente www.elchorrillero.com

El pasado 13 de mayo Enrique Cabrera, quien en ese momento se desempeñaba como secretario de Transporte de Alberto Rodríguez Saá, ingreso al domicilio de su ex esposa Carolina Sosa. A las pocas horas de su pasó por el domicilio de su ex mujer,  Sosa presentaba una denuncia en la Comisaría 9° de Villa Mercedes contra el funcionario provincial y autoridad partidaria del justicialismo puntano, por violencia de género.

Han pasado casi siete meses de aquella mañana donde, según consta en el expediente, Cabrera habría golpeado a su ex mujer y a su hijo de catorce años. A pesar de la denuncia judicial y policial, de que el hecho tomó dimensión pública y que el funcionario tuvo renunciar por la presión de la opinión pública; el gobierno de Rodríguez Saá nunca se pronunció sobre el tema y la promocionada secretaria de la Mujer, que conduce la directora teatral Adriana Bazzano, jamás habló sobre el incidente

Durante la tarde del lunes, el dirigente acusado de violencia de genero reapareció en el acto del Salon Blanco donde el gobernador realizó una serie de anuncios, Bazzano charló amablemente con Cabrera, como lo hacen buenos vecinos, las mujeres golpeadas son las otras, los golpeadores, son  los otros. Al dirigente golpeador el mensaje mafioso fue claro. Proteccion