POR DiegoMasci

¿BRUTOS O EMBUSTEROS?

El gobierno realizó mal el llamado a elecciones

Con la fecha estipulada para las PAS, los partidos políticos no podrán materializar hasta 45 días antes del 16 de junio el registro de los candidatos públicamente proclamados. La ley establece que al menos, se debe realizar 50 días antes del llamado a elecciones

Un error grosero o alteracion deliberada del cronograma electoral para llevarla al terreno judicial. Si el gobierno de Alberto Rodríguez Saá no remienda en las proximas horas el papelon cometido con el llamado a elecciones provinciales anunciado días pasados, podría entrar en un inexplicable laberinto judicial de inesperadas consecuencias

Cuando el pasado 15 de enero, a las 18:00, el primer mandatario declaró en conferencia de prensa “he firmado un decreto muy importante, el llamado a elecciones. Yo lo queria firmar como el ultimo del 2018 o el primero del 2019. No lo alcanzamos a firmar al finalizar el año pasado porque es un decreto que lleva muchos controles, hay que mirar bien todos los detalles, repasarlos hasta que sale. Tenemos fecha, la eleccion a gobernador es el 16 de junio y la fecha para las PAS es el 28 de abril”

Parece que a la calculadora de Mones Ruiz se le acabó la pila

A pesar que Rodríguez Saá afirmó que el Decreto 152 de convocatoria a elecciones había sido objeto de “muchos controles” ni Eduardo Mones Ruiz, ministro de Gobierno a cargo de la elaboracion de la normativa ni el Secretario General de la Gobernación, Alberto Rodríguez Saá (h), responsable maximo de los controles administrativos, burocraticos y legales de todos los documentos que firma el gobernador, pudieron advertir que no coincidian los tiempos que separan las Primarias Abiertas Simultaneas y las Elecciones Generales, con los tiempos que indica la Ley Provincial Electoral, IX-0345-2004, que establece los tiempos para oficializar las candidaturas de los cargos electivos.

La citada normativa establece que la oficializacion de las listas ante la justicia electoral debe producirse con 50 días de antelación.

La distancia que separa al día 28 de abril, día en que se realiza el escrutinio provisorio y el 16 de junio, día de la elección, son 49 días. Con el error cometido no se podria cumplir con lo establecido en la normativa vigente, pero a lo consignado debe tenerse en cuenta otras variantes.

El escrutinio definitivo se realiza 48 horas despues de finalizada la elección, esto sería el día 30 de abril. En el caso que todo se realice con absoluta normalidad, sin impugnaciones ni nada que demore su resolución, recien al finalizar ese escrutinio definitivo, unico reconocido por la justicia electoral, estarán oficializados los candidatos, esto es 47 días antes de la elección, en el caso que todo transcurra con celeridad, pero a esto debe sumarse al menos otras 48 horas hasta que se realizan y entregan los documentos y titulos que oficializan a cada ganador del comicio, llevando de este modo al lapso material de tiempo, a solo 45 días del 16 de junio.

Con el llamado a elecciones realizado por Alberto Rodríguez Saá es imposible cumplir con el articulo 14 de la Ley IX-0345-2004, donde se establece que “Desde la fecha de publicación de la convocatoria y, por lo menos con CINCUENTA (50) días de anticipación a la fecha de la elección, los Partidos Políticos que hayan de intervenir en la misma, deberán registrar, individual o conjuntamente, ante el Juez Electoral Provincial, la lista de los candidatos individual o comunes, públicamente proclamados.”

Con el llamado a elecciones realizado, los partidos políticos no podrán materializar hasta 45 días antes de la fecha de elección el registro de los candidatos públicamente proclamados. La ley establece que al menos, debe realizarlo 50 días antes

Todo indica que para remediar el grosero error, el gobierno estudia adelantar las PAS al 21 de abril, para poder cumplir con la normativa vigente. Esto significaría mover todo el cronograma electoral que precede a esa fecha. De ese modo y de forma muy ajustada, podría llegar a cumplirse con el requisito mínimo establecido en la normativa vigente.

El error cometido y las acciones que desarrolle en las próximas horas el gobierno de Alberto Rodríguez Saá mostraran si se está frente a una acción de brutal torpeza, o en la antesala de un fraude institucional