POR DiegoMasci

Con la música a otra parte

Caprichos políticos

A la denuncia de censura del grupo de rock Las Babosas, se suma el papelón de Paso Grande donde impidieron la actuación de Wakay porque el gobernador quería escuchar a Los Cantores del Alba.

El clima electoral se trasladó a la cultura provincial, en especial a la música. En las últimas 72 horas se conocieron dos hechos que no tienen demasiados antecedentes cercanos, pero que marcan el mal momento que están viviendo quienes eligen la actuación musical como un modo de expresión artística

Al escándalo ocurrido en la Fiesta Provincial del Cuarzo de Paso Grande donde al momento de comenzar la actuación del grupo folclórico Wakay, los hicieron descender del escenario porque el gobernador Alberto Rodríguez Saá se quería ir temprano y le pidió al intendente de esa localidad, Claudio Garraza, que él quería escuchar a los Cantores del Alba, pedido que fue complacido sin miramientos, se suma la denuncia realizada por la banda sanluiseña “Las Babosas” quienes denunciaron que el sello San Luis Disco, que se encuentra bajo la órbita de la siempre ascendente Anabella Lucero, le exigieron que debían elegir entre actuar en el festival Calle Angosta Rock o grabar con la discográfica estatal

Oriundas de San Luis, la banda rockera Las Babosas, se encuentra integrada - según la información de su fanpage - por Talia Gómez, Tity Tulian, Lau Kansas, Flor Bordagorry, Yami Bula y Alita Colaut. En su red social compartieron lo vivido luego de haber acordado trabajar con “San Luis Disco”, el sello de la Casa de la Música que se encuentra en el Molino Fenix de Villa Mercedes.

Las integrantes de la banda denunciaron que nos quisieron censurar, presionándonos para no participar en el Calle Angosta Rock, a sabiendas de que en el mes de noviembre audicionamos en el pre Calle Angosta Rock y luego fuimos seleccionadas, firmando un contrato de participación, también sabiendo que éramos la única banda formada enteramente por mujeres del escenario principal, lo que representaba gran parte del cupo femenino del recital, nos pedían que rompiésemos dicho contrato con Calle Angosta Rock por diferencias políticas (diciéndonos que si nos presentábamos a ese festival no ingresaríamos al sello y ofreciéndonos a cambio participar en el festival provincial que tendrá fecha en febrero), siendo que nuestro único interés como mujeres en la música es participar en la mayor cantidad de escenarios posibles, sin atar nuestro nombre y música a ningún bando político”

La denuncia de las artistas continua expresando que “Nosotras elegimos tocar en el Calle Angosta Rock porque el arte es libre y porque la censura no nos cabe, porque cumplimos nuestra palabra de artista y sobre todo porque es necesario visibilizar el cupo femenino en los escenarios y nos subimos para representar la lucha de todas las mujeres que han sido menospreciadas por parte de este sistema, que ahora se hace ver inclusivo mostrando su mejor cara a la gente, pero por debajo amenazan y nos quieren sacar del escenario. Decimos basta a este accionar corrupto! Pedimos para esto el apoyo de la Colectiva Mujeres Músicas de San Luis y a todas las organizaciones que defienden a la música y a lxs artistas. Pedimos el apoyo de todxs los músicos y las músicas, les pedimos que compartan esta experiencia en sus redes para visibilizar la manipulación que ejerce el sello sobre lxs artistas, e invitamos a todxs a reflexionar sobre la forma en la que trabaja esta organización. Atte. Las Babosas.”

A esto se suma lo denunciado durante la mañana del domingo. Cristian Barraco, publicó en su red social de Facebook lo que tuvieron que vivir los integrantes del grupo Wakay. Quiero pedir disculpas públicamente a todas las personas que nos fueron a ver a Paso Grande, lamentablemente no pudimos tocar, la falta de respeto que sufrimos de parte del intendente Claudio Garraza es algo que no se puede tolerar. Se pasó por el traste los años de estudio y de sacrificio que le dedico a la música, y también la amistad que teníamos, porque de verdad lo considero un amigo, siempre creo que lo que hago como músico tiene un valor, así como yo, también el resto de los músicos. Pero que te bajen del escenario cuando estás listo para tocar es una falta de respeto. La próxima vez en lugar de hacer un festival mejor hace un acto político” expresó el músico tómense.

El grupo Wakay estaba programado para las 22:30, la noche avanzó y cuando estaban sobre el escenario el intendente de Paso Grande, Claudio Garraza, les pidió que se bajaran. Ante el escándalo que se desató en la zona, el responsable municipal declaró que “Le pedimos que dejara cantar a Los Cantores del Alba porque ´El Alberto´ se iba y después subían ellos, se calentaron y nos armaron un lío bárbaro” como si el grupo Wakay no fuera digno de actuar frente al gobernador.

Así están las cosas en la música de San Luis, mientras un grupo debe bajarse del escenario por capricho del gobernador y a otro grupo musical intentan censurar por las miserias de una interna partidaria, que le es ajena, se desarrollan festivales veraniegos donde la grilla de artistas, se encuentra atravesada por las miserias de quienes gobiernan