POR DiegoMasci

Uno mas Uno siempre es Dos

Escenario Electoral

El oficialismo provincial presentó dos frentes políticos para competir en junio. La dinastía familiar de los Rodríguez Saá, dividió a la tropa propia en dos opciones. El arco opositor se aglutinó en el Frente San Luis Unido

El camino hacia los comicios del 16 de junio comenzó a desandarse y el pasado miércoles se cumplió con la primera etapa de este recorrido que culminará con la elección que determinará quienes serán los responsables de comandar, en la provincia de San Luis,  las políticas públicas durante los próximos cuatro años

El oficialismo provincial presentó dos frentes políticos para competir en junio. La dinastía familiar de los Rodríguez Saá, dividió a la tropa propia en dos opciones. El Frente Unidad Justicialista, responde al actual gobernador Alberto Rodríguez Saá, quien intentará ir por un cuarto periodo al frente del ejecutivo provincial y el Frente Juntos por la Gente, es encabezado por el cinco veces gobernador puntano, Adolfo Rodríguez Saá. La oposición será representada por el Frente San Luis Unido que conduce Claudio Poggi

No siempre la realidad es compatible con la verdad. Si bien la realidad indica que tres frentes son los que competirán en las próximas elecciones, la verdad indica que habrá solo dos opciones enfrentadas, al momento de ingresar a las urnas. La realidad pasa a ser un detalle al momento de analizar la verdadera oferta electoral

Claudio Poggi logró conducir a las distintas expresiones de la oposición hacia la conformación del frente electoral más competitivo de los últimos 30 años. Para comprender la importancia y las posibilidades electorales que tiene el Frente San Luis Unido, solo hay que tomar un tramo del discurso de Alberto Rodríguez Saá el día que anuncio su candidatura. “Nuestro adversario es Poggi” manifestó el actual gobernador, en la disputada sede del partido peronista

El ex gobernador sanluiseño logró unir al arco opositor a los hermanos Rodríguez Saá, en un mismo espacio. El Frente San Luis Unido, que llevará como candidato a gobernador a Claudio Poggi, está integrado por dos partidos de origen provincial, Avanzar, partido fundado hace tres años atrás por el propio Poggi y San Luis Somos Todos, el espacio liderado por el intendente municipal Enrique Ponce, compañero de fórmula para la gobernación dentro del Frente.

También integran el espacio opositor, dos partidos que forman parte de la alianza del gobierno nacional. El PRO San Luis junto a la Unión Cívica Radical se sumaron a la coalición política provincial. Quien tuvo que sortear las mayores dificultades para sumarse fue el radicalismo puntano. El centenario partido tuvo que sortear un proceso interno donde los dirigentes más longevos intentaron frenar el acuerdo electoral. La decisión de la mayoría de sus dirigentes y afiliados, terminó inclinando la balanza para conformar el espacio que se presenta con grandes chances de ganar la gobernación el próximo 16 de junio.

El frente provincial también es integrado por Libres del Sur. El partido liderado por Joaquín Mansilla es un fuerte opositor a nivel nacional del gobierno de Mauricio Macri, a nivel provincial, fue uno de los primeros espacios políticos en acercarse al ex gobernador sanluiseño, para comenzar a trabajar en una alternativa válida para el 2019 para enfrentar a la dinastía familiar gobernante.

Quien intentará ser gobernador por cuarta vez es Alberto Rodríguez Saá. El actual gobernador luego de una tragicómica disputa con su hermano Adolfo, logró quedarse con el sello partidario del justicialismo.

A pesar de que lleva diez años hablando de la necesidad del recambio generacional, el septuagenario dirigente encabezará el Frente Unida Justicialista “por pedido de la gente”, una frase de Rodríguez Saá que a esta altura, no cabe dudas que fue robado de un aforismo de Narosky por encima de la voluntad popular

El Frente que encabezará el menor de los Rodríguez Saá, está compuesto por el justicialismo sanluiseño junto a un conjunto de espacios políticos, en su mayoría, sellos partidarios de alquiler electorales antes que espacios de discusión política. Entre los dirigentes que sumó Alberto Rodríguez Saá se encuentra todo el kirchnerismo sanluiseño junto a partidos vecinales.

Compromiso Federal, MAS San Luis, Movimiento Integración Latinoamericana de Expresión Social, PUL, Frente para la Victoria, Movimiento de Acción Vecinal, Lealtad Sanluiseña, Encuentro por la Democracia y la Equidad, Partido de la Victoria, Frente Ciudadano de Carpintería, Vecinal Fortín El Patria, Éxodo Puntano, Socialista Merlino y Movimiento Comunal Mercedino componen el Frente Unidad Justicialista

Partidos vacios con dirigentes que han militado en el kirchnerismo, el menemismo, la UCEDE, el MODIN de Aldo Rico o en Acción Republicana de Domingo Cavallo. Solo hay algo que une a la mayoría de ellos, hasta hace dos años atrás eran todos anti rodriguesaistas, algo que por algún extraño motivo, han abandonado.

Quien no parece estar pasándola bien en esta campaña que se avecina es Adolfo Rodríguez Saá. Cinco veces gobernador de la provincia, el camino que él soñó para acceder al sillón de Terrazas del Portezuelo, fue dinamitado por su propio hermano a partir de la derrota que sufrió en las PASO del 2017.

El acuerdo político  celebrado en aquel momento quedó en el olvido. Alberto Rodríguez Saá no dudo en usar miles de millones de pesos del estado provincial para dar vuelta la elección donde el peronismo puntano había perdido por casi 20 puntos. La prebenda, las amenazas y los dos años que separaban la elección del senador con la del gobernador en 2019, fueron las herramientas usadas por los dos hermanos, para alcanzar la victoria.

Mientras Adolfo festejaba el triunfo de las elecciones generales, Alberto se apropio de la victoria y decidió comenzar a transitar su camino hacia la reelección.

Casi en soledad, Adolfo Rodríguez Saá será el candidato del Frente Juntos por la Gente. Acompañado de su esposa Gisela Vartalitis y sus fieles laderos José Sergnese, Alfredo Barzola y Pachi Mazzina, Rodríguez Saá tendrá una semana a pura tensión. El 2 de marzo vence el plazo para inscribir a todos los candidatos para los cargos que se ponen en disputa. Conocedor de las artimañas de su hermano, prevé una sangría de dirigentes que se habían mostrado cercanos y que por muy poco, pueden emigrar al calor del oficialismo estatal.

Adolfo aglutinó al MID, un emprendimiento familiar comandado por Augusto Alume, al Movipro, a Mercedinos por el Cambio, emprendimiento de José Giraudo, a Sanluiseños por el Cambio y al ignoto Partido Trabajo y Equidad.

Todo indica que el camino hasta el sábado 2 de marzo, será más tortuoso que sinuoso, para quien buscaba coronar su carrera política con una sexta gobernación.

Mas allá que la realidad indica que habrá tres opciones dentro del cuarto oscuro, la verdad indica que solo son dos. Por un lado el oficialismo de los últimos 36 años y enfrente la oposición aglutinada en un único espacio. Las matemáticas suelen ser inalterables, siempre uno más uno, es dos. Si alguien le dice que el resultado es tres, le están mintiendo