POR DiegoMasci

CONCILIACIÓN OBLIGATORIA EN EL TRANSPORTE PROVINCIAL

TENSA CALMA

Después del paro que debieron soportar los usuarios durante la semana pasada , ha sido levantado, a partir de la conciliación obligatoria dictada por Relaciones Laborales

Desde la mañana del sábado y por 15 días, las empresas de transporte interurbano de pasajeros de la provincia de San Luis y la UTA, gremio que nuclea a los trabajadores del sector, deberán sentarse a dialogar, bajo el dictamen de la conciliación obligatoria dictada por la Dirección de Relaciones Laborales.

Luego de cinco días donde los usuarios debieron enfrentar en soledad la contingencia de falta de transporte, el gobierno provincial decidió intervenir en un conflicto que se encuentra bajo su competencia, con la medida dictada por el organismo laboral

Los trabajadores reclaman a las empresas que controla la secretaria de transporte provincial, incluye la deuda que por distintos conceptos poseen con los choferes y la aplicación de la nueva escala salarial. En la oficina gubernamental, los choferes presentes expresaron el malestar por la crisis que posee el sector.

“Ante la negativa de la patronal dar una solución habíamos anunciado la continuidad de la medida de fuerza. Se propuso siete días hábiles de diálogo, pero lo rechazamos en todos sus términos porque está bastante agotado el diálogo”, explicó en dialogo con la prensa, Ivan Piñeyro, secretario gremial de UTA

El conflicto con el sector data desde principios de este año, cuando el Gobierno Nacional reordenó los conceptos subsidiaros con los que se solventaban los gastos del transporte.

Con el nuevo esquema las provincias accedieron a la posibilidad de hacerse cargo del servicio, pero el caso puntano se mantiene en una negativa por las decisiones políticas de Alberto Rodríguez Saá, que rechaza bajar los fondos nacionales.

Se espera que durante los próximos 15 dias hábiles, tiempo por el cual se extiende la conciliación obligatoria, la secretaria de transporte provincial que comanda Diego González, intervenga en el conflicto con la mirada puesta en los trabajadores