POR invitado

Los vecinos reclaman por inseguridad

Potrero de los Funes

Robos a plena luz del día, un circuito internacional descontrolado, cámaras de seguridad que no cumplen su misión, falta de luminarias, una comisaria sin móvil y con poco personal, es parte del diagnostico que elaboraron los propios habitantes

Los vecinos de Potrero de los Funes, cansados de la ola de robos y los hechos de inseguridad que se producen cotidianamente, decidieron salir a la calle a protestar y comenzaron a nuclearse para hacerles sentir su voz, a las autoridades provinciales y municipales

El viernes a la noche, luego de una protesta callejera, un grupo de habitantes de la localidad serrana, junto al intendente Daniel Orlando, concejales y el Sub comisario José Casella, a cargo de la Comisaria 33 de la localidad, mantuvieron una reunión en el municipio para analizar la situación que se vive en el lugar.

El enojo de los vecinos parte de la gran cantidad de robos que existe a toda hora del día y el descontrol existente en el circuito internacional. Si bien la mayoría de los reclamos tuvieron como destinatarios a los funcionarios de Terrazas del Portezuelo, el municipio tambien fue sindicado como responsable de la crisis que se vive.

A pesar del plus que  pagan quienes poseen cámaras de seguridad municipal, los vecinos denuncian que no se observa que las mismas cumplan las tareas de prevención para las que fueron pensadas. A esto se suma la falta de luminarias, espacios verdes y terrenos descuidados, focos permanente de inseguridad

Fruto de ese encuentro surgió una nota dirigida al ministro de seguridad de la provincia, Ernesto Ali, en donde le reclaman mayor presencia policial y equipamiento para la comisaría local. “Los abajo firmantes, vecinos de Potrero de los Funes, nos dirigimos a usted para solicitarle que en forma muy urgente  se tomen medidas necesarias para reforzar la seguridad de nuestra ciudad” desde el propio encabezado, la misiva muestra la preocupación de la comunidad

En la actualidad, Potrero cuenta con una población estable de 4.500 habitantes, que suele crecer considerablemente los fines de semana y feriados. Para esa población, la Comisaria 33 cuenta con 23 efectivos, una camioneta fuera de servicio y una moto, recursos que “no resultan suficientes para tener presencia en todos los barrios y caminos vecinales más de una vez al día. El personal policial realiza todos los esfuerzos posibles, pero no son suficientes” denuncian los vecinos

Un párrafo aparte mereció la situación que se vive en el de la ruta provincial que conforma el circuito internacional “se ha tornado de alto riesgo fundamentalmente por  la carga de transito, los excesos de velocidad, el incumplimiento de normas básicas de transito y consumo de alcohol”