POR DiegoMasci

"La fundación está siendo investigada por varias maniobras de lavado de dinero"

Cristian Rachid:

El fiscal federal que entiende en la causa expresó que la ONG Mujeres Puntanas, que recibió de parte de Alberto Rodriguez Saa $80.000.000 No Reintegrables deberá acreditar el destino de cada peso recibido

Luego del pronunciamiento de la Corte Suprema de Justicia de la Nación que estableció que el subsidio de $80.000.000 entregado por el gobernador Alberto Rodríguez Saá a la Fundación Mujeres Puntanas, creada por su hermano Adolfo Rodríguez Saá y presidida por su cuñada, Gisela Vartalitis sea, investigado por la justicia federal, el fiscal que entiende en la causa Cristian Rachid, realizó declaraciones a la prensa en donde manifestó que las hipótesis delictivas que se investigan, son muchas y que se encuentran a la espera de los resultados de diferentes pericias.

El fiscal considera que esta debidamente acreditado que la Fundación recibió el dinero de parte del estado provincial y que se deberá establecer el destino que estos tuvieron. “Deberán demostrar peso por peso que se le dio el destino previsto en el convenio” manifestó Rachid, quien considera que el destino de dinero no puede ser otro que el que estaba previsto en el convenio

En setiembre de 2017 la Fundacion Mujeres Puntanas tenía tan solo un mes de vida y ningún antecedente de actuación en la sociedad civil. Fundada por el matrimonio Rodríguez Saá – Vartalitis, con un capital inicial de $20.000 y con domicilio legal en el mismo lugar donde funcionaba el comando de campaña de Adolfo Rodríguez Saá y Eugenia Catalfamo, consiguieron en menos de cinco días hábiles que el gobierno de Alberto Rodríguez Saá le entregue $80.000.000 no reintegrables.

El millonario subsidio fue entregado 20 días después de la derrota electoral del oficialismo provincial en las PASO del 2017 y 50 días antes de las elecciones de aquel año. Lo que vino después fue el ya conocido reparto de electrodomésticos y prebendas en plena campaña electoral.

“Está claro que los fondos que entregaba la fundación como subsidios o préstamos lo hacía con la presencia del candidato, por lo que tenía un sentido proselitista y existía una infracción” manifestó el fiscal para luego aclarar que de los actos de la Fundación, participó el candidato a senador nacional Adolfo Rodríguez Saá, esto también pudo haber configurado una violación a la veda electoral por haberse realizado 35 días antes de las elecciones

La justicia ya ha podido determinar que la misma fundación que recibió el subsidio del gobierno, en los actos donde realizaba entrega de electrodomésticos u otros bienes, participaba el candidato Adolfo Rodríguez Saá, “eso configura clientelismo político” tal como lo determinó el Cuerpo de Auditores de la Cámara Nacional Electoral.