POR DiegoMasci

La ministra dejó plantados durante cinco horas a los representantes de los trabajadores

Crisis en Salud

A pesar del compromiso asumido hace 45 dias, desde el ministerio de salud se niegan a atender a los dirigentes gremiales para poder abordar las problematicas del sector

A pesar del compromiso asumido por el ministerio de Salud cuando la Asociación de Profesionales y Técnicos de la Salud San Luis -APTS- realizó la marcha de los barbijos, la ministra Silvia Sosa Araujo sigue sin atender a los representantes de los trabajadores del sistema público de salud

La secretaria general del gremio, Ana Lia Trifiro, junto a otros dirigentes gremiales y representantes de la Federación Sindical de Profesionales de la Salud de la República Argentina, esperaron durante cinco horas que Sosa Araujo cumpla con su compromiso de dialogo. La espera fue en vano y desde la entidad señalaron que es preocupante “la indiferencia con la que han sido atendidos”

Revalidas de cargos que nunca se terminan de materializar, promesas incumplidas sobre la revisión de la carrera sanitaria, llamados a concursos que no se comunican y discrecionalidad en la categorización de los recursos humanos, forman parte de los reclamos crónicos del sector. En relación a los recursos humanos, el pedido apunta a la recategorizacion de 200 técnicos como profesionales de la salud, en la actualidad existen en la carrera sanitaria nutricionista o un psicólogo, por ejemplo, que son reconocidos como técnicos cuando en realidad son profesionales que se han preparado y capacitado durante muchos años

En la marcha realizada hace 45 días atrás, Sosa Araujo se comprometió a realizar encuentros periódicos para abordar los reclamos. Desde ese día nunca mas fueron atendidos, desde APTS solicitaron el pasado viernes una audiencia para abordar “la delicada situación por la que está atravesando la salud pública en la provincia”. nuevamente, no tuvieron suerte

La secretaria general de APTS, Ana Lia Trifiro, en declaraciones a los medios consideró que la espera de cinco horas sin respuestas “fue una falta de respeto muy grande” y consideró que “la ministra Sosa Araujo es una persona que a Rodríguez Saá le sirve” porque es una funcionaria “que no da soluciones y no da respuestas”.