POR DiegoMasci

Sin agua ni obras

Potrero de los Funes

La cooperativa de agua de la localidad indicó la situación que se vive por la falta de lluvias. El concejal electo, Ignacio Olagaray, realizó un crudo cuadro de la realidad que se vive en el lugar

Potrero de los Funes se encuentra en emergencia hídrica. De ese modo lo ha caracterizado la Cooperativa de Agua Potable de la localidad. Las escasísimas lluvias de los últimos meses encuentran a los cursos de agua de la zona en los niveles más bajos de los  últimos años

“Con la breve lluvia del viernes pasado, el Río Los Molles incrementó levemente su caudal, lo cual significa un alivio en cuanto a los esfuerzos denodados de la Cooperativa de Agua por proveer agua potable a todo Potrero de los Funes. No obstante, seguimos tomando medidas para evitar el derroche de agua ya que aun no se ha normalizado la situación porque no ha llovido lo que hubiese sido deseable” manifiesta el comunicado del organismo, el cual advierte que se sancionará a quienes desperdicien el agua, considerando desperdicio “llenado de piletas, lavar edificaciones, veredas, automóviles; baldear la calle, las viviendas, ni regar el jardín”

Ante la situación que está viviendo la localidad, el ganador de las últimas elecciones municipales y concejal electo por San Luis Unido, Ignacio Olagaray, se pronunció a través de su cuenta de Facebook sobre el tema.

“Sobre la Emergencia Hídrica. Quisiera hacer alguna reflexión sobre la situación de emergencia hídrica que hoy estamos viviendo.” Expresa Olagaray en el inicio de su comunicado.

“En primer lugar hay algunos datos que debemos conocer para saber de dónde estamos partiendo y cuál es el desafío a resolver. La cuenca hídrica del Potrero es pequeña, tiene una superficie menor a las 2.000 hectáreas. La superficie de la cuenca hídrica está definida por la topografía de nuestra sierra. Estamos al pie de la cara sur de la Sierra Central, cualquier lluvia que se registre por fuera de esta pequeña zona, significa que el agua escurrirá en otra dirección, al este o al oeste y no llegará a los cauces que nos abastecen.. Los registros de lluvia pueden variar de un año a otro, hay años en los que llueve menos o en los que se demorara el inicio de las lluvias. Pero considerando lo que viene ocurriendo en el último tiempo (sin ningún dato estadístico certero) se podría decir que desde el 2009 hasta la fecha hemos gozado de un buen régimen pluvial dado que no ha sido necesario declarar la emergencia hídrica.”

Luego el concejal electo analiza “La capacidad de uso del río no es infinita. La capacidad máxima de abastecimiento se calcula considerando el caudal mínimo del río. El problema existe y fue planteado por la Comisión de la Cooperativa de Agua Potable que integré, en distintas asambleas como consta por ejemplo en el ACTA Nº 148 del 10 de Mayo de 2010, en la memoria del ejercicio Nº 31. Esto significa que ya entonces, resultaba necesario el desarrollo de otro tipo de infraestructura distinta a la existente. Obras necesarias para el presente y el futuro”

“No se trata solamente de hacer más piletas de almacenamiento o tratamiento de agua porque lo que falta es el agua para llenarlas. Es importante comprender que desde hace varios años el recurso hídrico que entrega el río es escaso en determinados momentos del año y en función de esto es necesario definir qué obras son necesarias y cuáles son los beneficios o perjuicios que las mismas pueden implicar.”

“En Febrero de 2008 presentamos desde la Cooperativa una serie de propuestas a Infraestructura Hídrica de la Provincia de San Luis de la cual guardo algún borrador y seguramente debe estar en los archivos de la cooperativa. Una de las propuestas que surgió desde el Gobierno de la Provincia era la construcción de un dique a unos 200 metros aguas arriba del actual azud de captación. Esto permitiría disponer de agua en los momentos de sequía porque almacenaría el agua de lluvia. Esta alternativa ocasionaría un deterioro del río aguas abajo afectando su potencial turístico. Otra opción podría ser la construcción de un acueducto que traiga agua de algún dique, el del Potrero u otro, mediante estaciones de bombeo. El agua deberá ser adecuadamente potabilizada para luego distribuirla. En este caso los mayores costos de transporte y tratamiento impactarán en la boleta de los usuarios. Años atrás de realizó una obra, que es administrada por el municipio, que toma agua del Dique del Potrero y abastece una pequeña parte de la localidad.”

“En mi opinión, además del estudio que se debe realizar para definir lo más conveniente, es importante considerar el saneamiento del río Los Molles. Desde la década del 90 este cauce ha disminuido su capacidad superficial de transporte de agua como consecuencia del derrumbe de parte del canal de Las Águilas y de los cerros inmediatos. El financiamiento de estas obras debe ser afrontado por el Estado Provincial o Nacional en el marco de la obra pública. Son el Municipio y la Cooperativa quienes deben gestionar incansablemente ante los gobiernos nacional y provincial. Hemos perdido mucho tiempo y la suerte nos acompañó. Ojalá las lluvias ocurran pronto pero es momento de gestionar. Si no nos ocupamos, este problema será más frecuente y grave cada año.”