POR ZoeBarnes

El aumento a la administración pública será del 40%

Luego del impuestazo del 61%

Sin la aplicación de la cláusula gatillo comprometida en 2019, con una perdida del salario real cercana al 20% desde marzo del año pasado, con las nuevas escalas comprometidas y la inflación prevista para el presente año, se estima que el salario de los estatales finalizará el año perdiendo un 25% de su salario real.

Se estima que La expectativa previa se desvaneció cuando el gobernador de la provincia Alberto Rodríguez Saá dio cuenta del aumento dispuesto para los trabajadores de la administración pública provincial. Sin noticias de la aplicación de la cláusula gatillo comprometida en marzo del año pasado, donde los haberes de los empleados públicos han perdido casi un 20% de su poder adquisitivo en relación al último incremento otorgado, el gobernador anunció un aumento del 40% para el presente año, distribuido en 6 etapas distribuidas entre marzo y diciembre próximo.

A pesar que a partir de enero rige en toda la provincia una actualización de los impuestos provinciales del 61% y que miles de ciudadanos han recibido incrementos de sus impuestos inmobiliarios de hasta el 600%, Rodríguez Saá decidió que cuando los trabajadores del estado cobren el mes de marzo, reciban un 15% de aumento en sus haberes y el resto de la actualización salarial, se distribuya en cinco tramos diferentes, de 5% cada uno de ellos, pagándose el último tramos, en el mes de diciembre.

Para los empleados encasillados en la categoría “F” del escalafón general, que en la actualidad cobran por seis horas de trabajo $12.000 pasarán a cobrar a partir de fin de mes un 25% de incremento $15.000. Luego, en cinco tramos, llegaran al 50%. Sus compañeros de la categoría E, que realizan la misma tarea que aquellos que están en la F, cobrarán el triple que ellos, $37.553 a partir de fin de mes.

El aumento del presente año es idéntico al otorgado en 2019. En marzo del año pasado, Rodríguez Saá se había comprometido a aplicar la clausura gatillo en caso de perder contra la inflación. Con una inflación interanual entre marzo 2019/2020 cercana al 20%, la mitad del incremento anunciado y previsto hasta diciembre de 2020, irá a parar a recuperar salarios, pero con un cuadro inflacionario previsto para el presente año del 45%, los empleados de la administración pública habran perdido un 25% de sus salarios para fin de año.