POR DiegoMasci

Rodriguez Saa decidió no coparticipar a los municipios los fondos que recibirá de Nación

¿Donde hay un peso viejo Alberto?

Los intendentes fueron informados en la videoconferencia que mantuvieron durante la tarde del jueves. Los $3.000 millones que llegan a San Luis están relacionados con la caída de la coparticipación federal

“Así como ustedes están mal, nosotros también” de ese modo, la Jefa de Gabinete del gobierno provincial, Natalia Zavala Chacur, cerró cualquier posibilidad de negociación con los intendentes de la provincia de San Luis, cuando estos le solicitaron, que se coparticipe una porción de los $3.000 millones que recibirá la provincia de parte del gobierno nacional, a raíz de la crisis económica que desató la pandemia del coronavirus.

La mecánica del encuentro con los intendentes fue la misma de siempre. A pesar que los medios oficiales indican que el gobernador Alberto Rodríguez Saá dialogó con ellos, lo cierto es que cada encuentro virtual tiene siempre la misma mecánica. El gobernador se sienta, hace uso de la palabra mientras todos los que participan de la videoconferencia poseen sus micrófonos cerrados, y cuando termina su monologo, se levanta y se va, limitándose la posibilidad de dialogo de los intendentes solo con los funcionarios.

El intendente de Potrero de los Funes, Daniel Orlando, fue quien le expuso a los funcionarios el complejo panorama que viven las comunas, a la desaparición de la recaudación municipal, se suma la abrupta caída de los fondos coparticipables que reciben desde la provincia.

La ayuda extraordinaria de casi $3.000 que recibirá la provincia, en el marco de los $120.000 millones que la Nación girará a los 24 estados federales, está fundado en la caída de los fondos coparticipables de los gobiernos provinciales, a raíz de la caída de la recaudación.

A pesar de que Rodríguez Saá recibirá esos fondos para paliar la crisis y compensar la caída de ingresos que sufrió la provincia y los municipios, decidió no seguir el camino iniciado por el presidente de asistir a quienes han mermado en el ingreso de recursos y no los remitirá a las comunas

En los argumentos esgrimidos por Zabala Chacur, manifestó que la Provincia también experimenta la caída de la coparticipación “Así como ustedes están mal, nosotros también” manifestó la funcionaria rodriguezaaista para luego agregar, “Tenemos que hacer economía de guerra. Si algún municipio de manera aislada tiene problemas financieros, me avisan y se verá” aclaró.

Lo que permite la coparticipación, que se encuentra fijada por ley, es evitar la discrecionalidad que propone la jefa de gabinete. Los fondos irán, en los casos que se distribuyan, solamente a los municipios amigos.

Si la provincia esta mal, bueno sería saber donde está el fondo anticrisis del que siempre hace alarde Rodríguez Saá. Poco se sabe de ellos y los intendentes deberán apechugar la crisis en soledad