POR TawnyCypress

La provincia no asiste a las intendencias

La olla está limpia

Con la coparticipación a la baja, producto la pandemia del coronavirus, y con ingresos nulos de tasas municipales, los intendentes de la provincia viven momentos críticos para poder brindar los servicios esenciales

La alarma se encendió en los municipios de la provincia de San Luis durante los últimos 10 días de marzo. Los fondos coparticipables tuvieron una caída nominal del 12%, comparándolo con el mismo periodo del año 2019. A ese porcentaje en la disminución de ingresos, se le debe sumar el 54% de inflación ocurrida en el último año.

Para que se entienda de modo simple. Por cada $100 recaudados entre el 20 y 31 de marzo de 2019, en 2020, , teniendo en cuenta la inflación interanual, cada municipio debería haber recibido en concepto de coparticipación $154, por la caída en la recaudación causada por el coronavirus, recibieron $88.

El panorama para el mes de abril, es mucho mas desolador. Con la medida del aislamiento social, los municipios de la provincia de San Luis no logran cobrar sus tasas y la coparticipación que reciben desde la provincia, ha disminuido considerablemente.

Son los municipios la primera trinchera del estado, sobre sus hombros esta la responsabilidad de la limpieza de los espacios públicos y de la recolección de residuos, a esto se suma la provisión de agua potable y la contención social que realizan en cada localidad.

A partir de la caída de los fondos coparticipables, la Nación distribuirá entre los 24 distritos $120.000 millones, de esa masa dineraria se calcula que la provincia de San Luis recibirá aproximadamente $3.000 millones. Cuando el intendente de Potrero de los Funes, Daniel Orlando, expuso la difícil situación que viven los municipios y de la necesidad que tenían de que ese dinero extra que ingresará a las arcas provinciales, sea coparticipado entre los municipios, el gobierno provincial cerró la discusión de modo abrupto, con un No rotundo de la Jefa de Gabinete, Natalia Zabala Chacur, la funcionaria de Rodríguez Saá explicó en la video conferencia del viernes. “Si ustedes están mal, nosotros también”.

En esta época de escases, el gobierno de la provincia esta concentrando todas las donaciones que recibe y no distribuirá como establece la ley los dineros públicos, sino que lo hará de modo arbitrario. Muchos intendentes reconocen que están “raspando la olla” porque ya no tienen más fondos para enfrentar la crisis, el problema es que todo indica que la olla… ya está limpia