POR DiegoMasci

La provincia les exige pagar $35.000 para hacer la cuarentena en la residencia de la ULP

Puntanos fuera de la provincia

A Rocío y Odaldo, la noche del jueves 19 de marzo, cuando se decretó la cuarentena, estaban fuera de la provincia visitando familiares. Hoy, al igual que cientos de puntanos, no pueden regresar a sus casas porque el gobierno les impide el ingreso a la provincia. A quienes le permite regresar, les cobra valores exorbitantes para hacer la cuarentena

La misma angustia que viven miles de argentinos que quedaron varados en el exterior sin poder regresar a sus hogares, la están padeciendo cientos de sanluiseños que para poder ingresar a la provincia, el gobierno provincial les exige realizar la cuarentena en las residencias de la ULP, a un costo de $2.500 diario. $35.000 por los 14 días de aislamiento, ese es el precio que deben pagar para poder volver a sus casas.

La información fue suministrada por la cuenta oficial de Instagram del gobierno de la provincia de San Luis, a una puntana que intenta regresar a su casa.

En el caso que consiga la habilitación para ingresar a su provincia, posibilidad que el gobierno le esta negando a la mayoría de los sanluiseños varados fuera de los limites provinciales, deberá trasladarse a las residencias medicas de la Universidad de La Punta y afrontar durante catorce días, un costo diario de $2500, en concepto de cuarentena obligatoria. En el caso de no disponer de los $35.000, no podrán regresar a su casa

A Odaldo Pegoraro el decreto que determinó la cuarentena, lo encontró visitando a un familiar en Junín, provincia de Buenos Aires. A pesar de haber completado en distintas oportunidades el formulario solicitando el regreso a la capital provincial, lugar donde reside él y en donde viven sus hijos, el gobierno de Alberto Rodríguez Saá le niega el permiso.

Es productor agropecuario, lleva casi un mes afuera de su casa, la situación económica se empieza a complicar y necesita regresar para poder estar cerca de sus hijos y ayudar en la asistencia del cuidado de su madre de 80 años, que vive en Laboulaye, provincia de Córdoba. Le niegan el ingreso a la provincia, el regreso a su casa. Hasta el momento no le habilitaron la posibilidad de realizar la cuarentena en la provincia

Rocío Gutierréz es otra de las perjudicadas con las trabas que pone la provincia a quienes buscan regresar a sus casas y realizar la cuarentena en su lugar de origen. La medida del aislamiento social la encontró visitando a su madre, en Maipú, provincia de Mendoza. Su pareja, con quien ella vive, se encuentra esperando su regreso en la ciudad de San Luis.

Ella, en distintas oportunidades, completó el formulario para regresar a su casa, pero sin mas motivos, la solicitud le fue denegada. Mientras busca trabajo como Técnica en Gestión de Recursos Hídricos, desarrolla su propio emprendimiento en la capital provincial, pero no puede atenderlo por encontrarse imposibilitada de regresar a la provincia. “Esto me parece que es una falta de consideración al ciudadano de San Luis, que paga sus impuestos para que por lo menos, en este caso de emergencia, lo asista como corresponde” expresa en dialogo con zbol, al analizar la imposibilidad de regresar y el costo que pretende cobrarle el gobierno, a quienes son derivados a la residencia de la ULP

“Al costo de la residencia debe sumarse que no te asisten con movilidad, si alguien te busca en un vehículo, lo obligan a que también haga la cuarentena, te piden que te muevas en un Remis, pero te cobran fortuna” expresa Rocío desde su residencia transitoria en Mendoza, con la angustia propia de no saber cuando podrá regresar a su casa.

En el grupo de whastapp “volver a casa” esta conformado por mas de 50 integrantes, las historias se repiten entre la angustia y la indignación. Son puntanos que la noche del jueves 19 de abril, cuando el presidente decretó la cuarentena, estaban fuera de la provincia por trabajo o visitando a un familiar. Hoy no pueden regresar a su casa y el estado provincial, les da la espalda