POR ZoeBarnes

Según un estudio nacional, San Luis es la provincia con peor respuesta a la crisis económica

Coronavirus

Se realizó sobre la base de las 250 medidas económicas publicadas entre el 19 de marzo y 24 de abril, en los boletines oficiales y organismos públicos de todas las provincias argentinas y Ciudad de Buenos Aires. Se toma en cuenta la asistencia a PyMES, Familias y Municipios

San Luis, Jujuy y Tucumán son las provincias con la peor performance en materia de políticas económicas para paliar la crisis desatada por la cuarentena, de acuerdo al ránking de respuestas locales ideado por la consultora Analytica. En el otro extremo, Tierra del Fuego, Río Negro y Santa Fe recibieron el mejor puntaje en función de las medidas adoptadas en marzo y abril.

El estudio se basa en un seguimiento que hizo la consultora de las medidas anunciadas en todos los distritos del país para contener los efectos de la cuarentena sobre el nivel de actividad y les asignó una valuación. Esta contempló también las políticas de asistencia a las pymes, las familias y los municipios, independientemente de las políticas implementadas a nivel nacional. Córdoba, Corrientes, Misiones y Catamarca fueron las que más cerca del promedio se ubicaron.

"Con el objetivo de realizar un análisis pormenorizado, en Analytica venimos relevando, desde el inicio de la pandemia, las diferentes medidas que las provincias adoptan para contener los impactos económicos y sociales de la crisis. Dada la visión del gobierno nacional de 'federalizar' las propuestas y esquemas de salida del aislamiento, estamos convencidos que la mirada local es la que definirá gran parte de las soluciones", explicaron los autores del semáforo y directores de la consultora Rodrigo Álvarez y Ricardo Delgado.

"Es por ello que con nuestro equipo de profesionales elaboramos el Índice de Respuesta Local (IRL), un novedoso indicador mensual que permite medir la efectividad de respuesta de las políticas implementadas por cada provincia para paliar el Covid-19", agregaron.

En el caso de las tres provincias que ocuparon el fin de la tabla del IRL fue por la falta de medidas de apoyo para los municipios, el pobre soporte a las pymes -que fue ligeramente mejor en Jujuy que en los otros dos distritos- y el casi nulo apoyo a las familias -que fue algo mejor en Tucumán y en San Luis.

La ausencia de respaldo a los municipios fue el punto más flojo del análisis nacional. En Corrientes, Formosa, Entre Ríos, Neuquén, Mendoza y La Pampa también fue el gran punto pendiente. Por eso, todas ellas quedaron en la segunda mitad de la tabla con la excepción de Neuquén, que logró subir en el ranking gracias a sus políticas de apoyo a las pymes.

Chaco, con respaldo a los municipios, pero con escasas medidas de apoyo a las familias, Salta y la Ciudad de Buenos Aires, que relegó el apoyo a las familias en la Nación, completaron los rezagados en el ránking.

Por el contrario, La Rioja, Santiago del Estero, San Juan, Buenos Aires, Chubut y Santa Cruz fueron -en ese orden- las que completaron la mitad superior de la tabla, todas con medidas que apuntaron a los tres grandes grupos bajo análisis.

En Analytica también ponderaron las posibilidades fiscales de cada provincia de mejorar su respuesta política: "Las medidas provinciales contra la crisis del COVID-19 se financian con recursos propios. Por lo tanto, es relevante evaluar la capacidad fiscal de cada provincia y, en particular, la factibilidad de sostenerlas en el tiempo. Por ello estimamos el Índice de Potencia Fiscal (IPF)", detallaron.

El IPF es un estimador de liquidez financiera que surge de la disponibilidad de fondos luego del pago de la nómina salarial al sector público en cada provincia.

De acuerdo a este indicador, Santiago del Estero, San Juan, La Pampa y Córdoba encabezan el grupo de provincias "con potencial para ser más agresivas en la implementación de políticas de asistencia, mientras en otros casos se debería evaluar en profundidad la consistencia fiscal de las medidas anunciadas". Por ejemplo, Río Negro, Mendoza, Tucumán y Chubut son las que menos espacio fiscal tienen para sostener políticas económicas para contrarrestar el efecto de la cuarentena.

"El impacto de la crisis irá en aumento en las próximas semanas. La velocidad y alcance de la respuesta de los gobiernos provinciales será un factor determinante, definiendo prioridades de apertura focalizada de actividades en sus territorios", concluyó el informe.

Fuente - lapoliticaonline.com