POR DiegoMasci

Las cámaras para medir las temperaturas costaron al gobierno de San Luis $14.000.000

Negocios en plena pandemia

A pesar de conseguirse en el mercado por un valor individual de $424.256, el gobernador Alberto Rodríguez Saá, a través del Decreto N° 2386, pagó por cada equipo $1.750.000. El proveedor, Leveltech SRL, no posee oficinas comerciales, pagina web ni teléfono de contacto.

La misma metodología, generan las mismas sospechas. Mediante el Decreto N° 2386, el gobierno de la provincia de San Luis compró, de modo directo y sin previa compulsa de precios y por un valor de $14.000.000, Ocho cámaras termográficas, un televisor de 32 pulgadas y un monitor de computadora de 19 pulgadas, que fueron proveídas por la Empresa Leveltech SRL para ser colocadas en los puestos de control de Justo Daract y Desaguadero, ubicados en los limites de la Autopista de las Serranías Puntanas.

En plena lucha contra el coronavirus y mientras el 60% de la sociedad afirma haber deteriorado su situacion economica a causa de la pandemia, todo indica que algunos estan haciendo negocios. Llama la atención el costo pagado por el gobierno provincial y esto arroja un manto de sospecha sobre una medida sanitaria que aparentemente es necesaria.

Cada equipo para tomar la temperatura de quienes ingresan a la provincia, implicó una erogación de $1.750.000, siendo que el mismo o similar equipamiento, con la misma prestación, es ofrecido en el mercado nacional por una empresa nacional, ubicada en una localidad del partido de Morón, provincia de Buenos Aires, a un costo de 6.171 dólares (con IVA incluido)

Tomándose de referencia la cotización de la divisa estadounidense del día de la fecha - $68.75 - el equipamiento adquirido se consigue, a 770 km de Terrazas del Portezuelo, a un valor unitario de $ 424.256,25. La Provincia habría pagado un 412% más caro el equipamiento que usa para controlar la temperatura de quienes ingresan a la provincia que lo que se puede conseguir en el mercado.

El decreto que lleva la rubrica de la ministra de Salud, Silvia Sosa Araujo y del gobernador Alberto Rodríguez Saá, fue firmado el pasado sábado 25 de abril y aun no ha sido publicado en el Boletin Oficial del gobierno de San Luis. A los tres días de haber sido firmado, la empresa realizó la entrega del equipamiento.

El remito sin numero entregado por Leveltech SRL esta dirigido al Subprograma de Infraestructura Hospitalaria, pero llamativamente quien lo recibe es Julio CImalli, director del Ente Control de Rutas que depende del Ministerio de Obras Publica que dirige Felipe Tomasevich. El equipamiento para la prevención sanitaria, nunca habría sido evaluado por los profesionales de la salud.

Leveltech SRL fue la empresa beneficiada en la compra directa del equipamiento realizado en el Decreto N° 2386 que lleva la firma de Alberto Rodríguez Saá y de la ministra de Salud. El domicilio fiscal de la empresa Av. Peron 1156 de la ciudad de San Luis. Una casa de familia, ubicada al lado de un negocio  que vende paragolpes, su domicilio alternativo es Rivadavia 1156 de la ciudad de San Luis, en el lugar se encuentra el portón de un baldío, a su lado, una casa antigua y una ortopedia, enfrente, una famosa cervecería de la ciudad.

La inscripcion en AFIP data de en marzo de 2015 y entre sus actividades se remite al amplio concepto que significa “telecomunicaciones”. Le vendió al estado provincial por $14.000.000, sin tener teléfonos consignados, sin página web para el comercio electronico y sin un espacio asignado para la atención al público.

En sus operaciones bancarias realizadas en las cuentas que posee en el Banco BBVA, Supervielle e ICBC, posee al menos siete cheques informados en los ultimos 18 meses y su movimiento en cada cuentas bancarias, dista mucho de la operatoria consagrada el pasado 28 de abril con el gobierno. A pesar de tener solo dos empleados registrados, en AFIP registra impago jubilación, obra social y aportes patronales desde diciembre de 2019.

La pequeña empresa habría podido solucionar sus dificultades financieras luego de venderle al gobierno de San Luis, a un monto cuatro veces más caro que él del mercado, las cámaras para prevenir el coronavirus. No son pocos los que en Terrazas, asignan su buena fortuna para encontrar clientes en el gobierno a un intermediario de apellido Belardón

Bajo el manto de la lucha del coronavirus, el gobierno provincial no logra explicar de modo transparente como realizó la contratación de la cadena de hoteles EPIC para alojar a los sanluiseños que debían realizar la cuarentena. Ahora todo indica, que no va a lograr explicar el motivo por el cual pagó una suma que cuatriplica el valor del mercado, los equipos que colocaron en los puestos de Justo Daract y Desaguadero para medir la temperatura de quienes ingresan a la provincia. La misma metodología genera las mismas sospechas.