POR ZoeBarnes

Rechazan la figura de Ramon Carrillo por su pasado Nazi

Centro Simón Wiesenthal

Ante la posibilidad de que el billete de $5.000 lleve su figura, la comunidad judía rechazo la figura del médico argentino que acompaña desde su escritorio al gobernador Alberto Rodriguez Saa

Hace pocos días trascendió la información que el gobierno nacional emitiría billetes de $5.000 con la imagen del médico-sanitarista, Ramón Carrillo. Al mismo momento que se filtraba esa información, el Centro Simón Wiesenthal, institución internacional dedicada a la memoria del Holocausto y la lucha contra el antisemitismo, manifestó su oposición a la posible medida destacando, señalando que a pesar de haber sido un médico prominente “Ramón Carrillo también fue un admirador de Hitler: se sacó fotos con él”, expuso Ariel Gelblung, director del Centro para América Latina, en charla con el portal de noticias Infobae.

El médico que fue ministro de salud del presidente Juan Domingo Perón y que acompaña desde su escritorio, a Alberto Rodríguez Saá cada vez que expone el cuadro de la situación sanitaria en la provincia

La figura del médico argentino que destaca el gobernador puntano fue considerado, en palabras del directivo del Centro Simón Wiesenthal, como un personaje con “un lado muy oscuro”. “Fue el que creó el concepto de ‘soldado ideal’, para rechazar a los reclutas que él consideraba como 'rarezas’ raciales y de género. También proporcionó refugio al fugitivo danés, médico del campo de Buchenwald, Carl Peter Vaernet, permitiéndole continuar con los experimentos con homosexuales para ‘curarlos’. Es más: hasta le cedió reclusos homosexuales de ambos sexos para que tratara de 'regresarlos a la normalidad’”, explica Gelblung

Al Dr. Carrillo, a quien se le endilga su pertenencia ideológica a los postulados del Tercer Reich, se consagró como el primer Ministro de Salud de la Nación durante el gobierno de Juan Domingo Perón, durante su gestión, pasó a la historia por erradicar el paludismo y disminuir el índice de mortalidad por tuberculosis. Es probable que el gobernador conozca solo una parte de la historia de la persona que cada noche venera