POR invitado

El 95% de las PYMES sanluiseñas redujeron sus ingresos durante la cuarentena

Encuesta del sector productivo

Un trabajo de campo realizado por la Fundación Emprender San Luis da cuenta de las consecuencias que produjo en el sector privado la cuarentena que comenzó el pasado 20 de marzo. Mas del 50% de los encuestados manifestaron que ven peligrar su fuente de trabajo y no ven la oportunidad de poder reconvertirse

Casi el 95% de las PYMES y pequeños emprendimientos sanluiseños vieron reducidos sus ingresos desde el comienzo de la pandemia. El 72% de ellos han tenido, desde el comienzo de la cuarentena en marzo pasado, perdidas en sus ingresos por encima del 50%.

Los datos surgen de un relevamiento realizado entre el 2 de mayo y 7 de junio, sobre 304 empresas, que fue realizado por la Fundación Emprender San Luis. La muestra fue realizada en toda la provincia y entre quienes respondieron a la encuesta, el 49% de los emprendimientos relevados son unipersonales, el 44% están conformados por entre 2 y 10 empleados y el 7% restante tiene más de 10 empleados.

Entre los principales motivos que influyeron en la disminución de los ingresos, los encuestados identifican la falta de clientes, que el producto o servicio que ofrecen no es de primera necesidad y la imposibilidad que tienen de reinventarse en el corto plazo.

Informe completo de la Fundación Emprender San Luis - ​Investigación sobre el Impacto del COVID-19 en el sector productivo de San Luis

El presente documento surge de un trabajo de investigación llevado adelante por el equipo técnico de la Fundación Emprender San Luis.

Objetivo General: Determinar el impacto que tuvo el periodo de Restricción Social Preventiva y Obligatoria, iniciado el 20 de marzo de 2020 en la actividad económica de las empresas, cualquiera sea su tamaño, de la provincia de San Luis.

Metodología: realizada entre el 2 de mayo y 7 de junio de 2020. 304 empresas radicadas en la provincia, respondieron a un cuestionario distribuido a través de diferentes redes sociales.

Principales resultados del relevamiento

  1. El 48% de las PYMES y/o Emprendimientos encuestados están localizados en el Departamento Pueyrredón, 13,5% en Chacabuco, 11,8% en Junín; 10,9% en Pedernera; 7,9% en Pringles; 3,9% en Ayacucho; 1,6% en Belgrano; 1,6% en Dupuy y 0,3% en San Martín.
  2. El 17% de las empresas que respondieron tienen como actividad principal al comercio minorista y/o mayorista, el 15% es del sector gastronómico; el 10% productos artesanales y regionales, el 9% al sector turístico, el 8% relacionados con la construcción, 7% del sector industrial, el 5% profesionales, 5% servicios gráficos o comunicación empresarial, el 5% pertenece al sector agropecuario. El 18% restante corresponden otros servicios
  3. 49% de los emprendimientos relevados son unipersonales, el 44% están conformados por entre 2 y 10 empleados y el 7% restante tiene más de 10 empleados.
  4. 94,7% respondió que sus ingresos se vieron afectados negativamente desde el inicio de la cuarentena dispuesta por el Gobierno Nacional, este grupo se lo puede segmentar del siguiente modo:
  • El 72% menciona haber tenido pérdidas de ingresos mayores al 50%
  • Un 22% tuvo pérdidas entre un 25 y 50%
  • Sólo un 6% ha perdido menos del 25%
  1. Entre las causas que reconocen como factores que influyeron en la disminución de sus ingresos, se encuentran: (podían elegir hasta tres opciones)
    • 64% la falta de clientes.
    • 49,7% su producto/servicio NO es de primera necesidad.
    • 27,4% imposibilidad de reinventarse en otra actividad en el corto plazo.
    • 27,1% problemas de abastecimiento;
    • 25,3% indica tiene en el sector turístico a su principal cliente.
    • 21,9% tiene suspendida la Cadena de Pagos.
  2. Respecto a si tuvo problemas con la recepción de insumos o servicios de proveedores de otras localidades y/o provincias
  • 57,6% Tuvo inconvenientes
  • 42,4% No tuvo inconvenientes
  1. Quienes reconocieron que tuvieron inconvenientes en la recepción de insumos y servicios de otras localidades o provincias, identificaron entre los causales:
  • Aumentos de precios;
  • Demoras o impedimento de llegada del transporte; días y horarios reducidos;
  • Subió el costo de logística para introducir mercadería a la provincia.
  • Desabastecimiento de mercadería a causa del cierre de fábricas y/o disminución en la producción
  • Problemas relacionados al ingreso de personal técnico:
  • Falta de ingreso de materia prima importada;
  • Mala calidad del servicio de internet provisto por el gobierno provincial.
  1. Respecto a si considera la posibilidad de trabajar en forma conjunta con otras empresas locales del mismo rubro y/o proveedores nuevos más cercanos
  • 52% considera la posibilidad
  • 48% No considera la posibilidad
  1. Las pymes que respondieron que No al punto 8, se les consultó si tenían alguna estrategia para continuar generando ingresos, de ese universo, respondió que:
  • Si - 45,7%
  • No - 54,3%
  1. Al consultarse al encuestado si tenía su empresa o emprendimiento formalizado
  • Si - 67%
  • No - 26%
  • NS/ NC - 7%

Al inicio de la encuesta, un 5.3% manifestó que NO vio afectado negativamente sus ingresos a causa de la cuarentena dictada a partir del 20 de marzo pasado, a ese universo se les consultó sobre si podían seguir con sus actividades de manera normal

  • 81.3% respondió que podía seguir con sus actividades normalmente
  • 18.3% respondió que tiene complicaciones para trabajar

Conclusiones

En lo relacionado al abastecimiento, los protocolos establecidos en San Luis han provocado demoras y restricciones en los ingresos de materias primas, insumos y servicios profesionales. Lo cual ha traído aparejado principalmente el aumento considerable de los precios, disminución de la productividad y escases.

Cuando las demoras y las restricciones en los ingresos de materias primas, insumos y servicios profesionales imperan, es fundamental la vinculación empresarial. En otras palabras, es crucial crear mecanismos para integrar y desarrollar el tejido productivo provincial para que las empresas conozcan, desarrollen y se vinculen con nuevos proveedores locales.

El comercio electrónico ha crecido, pero se debe entender que no todas las PYMES están en condiciones de desarrollar ventas online. Ya sea porque venden servicios que no se adaptan a ella, por desconocimiento o incapacidad para implementar las nuevas formas de comercialización.

Los hábitos de consumo están cambiando. Los emprendimientos y las Pymes en general están apremiadas a adaptarse, a actuar y a cambiar con la gente y el contexto. El entendimiento tanto de su consumidor como de la situación es fundamental. Tendrán que pensar, capacitarse y planificar muy bien, qué realizarán, cuándo, dónde y cómo.

 Hoy más que nunca es imperante estudiar el comportamiento de los clientes para poder anticiparse a sus necesidades de manera tal que se desarrollen bienes y servicios acordes a ellos. Las Pymes que así lo entiendan y actúen, estarán un poco más fortalecidas, o se recuperarán más rápido luego de esta situación que no podemos controlar.

El papel del gobierno nacional, provincial y local conjuntamente con las instituciones intermedias es crucial en la adquisición de estas capacidades.

En estos tiempos "los que producen bienes o servicios" están teniendo serios problemas para trabajar, abastecerse, cobrar, vender, distribuir, pagar salarios y acceder a los programas oficiales.

Las predicciones indican claramente un descenso abrupto en el PIB mundial, regional y nacional, un aumento apabullante en los índices de desempleo y por consiguiente en el consumo.

Los profesionales del tema saben muy bien que, cuando una empresa desaparece, es poco probable que otra la sustituya. El cierre de empresas siempre conlleva un impacto negativo sobre la ocupación, consumo y sobre todo, en la dignidad de las personas.

Es imperioso que los estados nacionales, provinciales y municipales actúen. Hay que intervenir estatalmente para sostener y promover las empresas, con políticas de fomento, fiscales y subsidios.

Es imperioso que las instituciones intermedias actúen, transfiriendo sus saberes, promoviendo la innovación y la articulación entre los actores del ecosistema productivo.

Y también es imperioso que el tejido productivo actúe, compartiendo sus experiencias y recursos con los eslabones más débiles de las cadenas productivas.

Sintetizando, ante un contexto de relevantes contingencias, resulta de suma importancia que los estados, las instituciones y las empresas articulen su accionar. Subrayamos: "Salvar a los emprendedores y a las Pymes es, salvar a la gente"