Alberto Rodríguez Saá no puede «sostener» la decisión de la venta por D.N.I en los comercios, porque no tiene fundamentos

Una de las grandes críticas de los comerciantes de todo San Luis hacia el Comité de Crisis de la provincia, es la reglamentación que solo se puede vender en un comercio según la terminación de D.N.I. Los pares lo hacen los días pares, los impares en la misma metodología, manteniendo esa restricción en una semana en donde se han liberado muchas cosas.

Lo único que realmente alcanza esa decisión es en perjudicar a los comerciantes, que ya vienen golpeados por la pandemia, atravesando esta situación sin ningún tipo de apoyo del gobierno, aunque se especula que por la llegada de las elecciones Alberto algo les va a dar.

La gente tampoco acepta esta medida de la venta por D.N.I., no se comprende cómo pueden ir 5 personas juntas a la puerta de un local y moverse por toda la ciudad sin restricción, pero si tiene restricción para adquirir un producto en un comercio que respeta la capacidad que tiene, utiliza la aplicación que pide el gobierno y que se organiza con protocolos.

El mismo gobierno ha reconocido que las restricciones que hizo hace algunas semanas atrás no ha bajado la curva de contagios, hay menos positivos porque hacen menos hisopados, quizás crean que es un reflejo de la vacunación desprolija que están realizando, pero en realidad un vacunado puede ser portador del virus y contagiar, la realidad es que la gente se ha cansado, y es por eso que no va a hisoparse, directamente tiene síntomas y hace lo que puede o según la responsabilidad considere.

Lo del ingreso a los comercios según el D.N.I, es insostenible, injustificado y tiene más de “capricho” que de un real impacto en una cuestión de salud, así va Alberto Rodríguez Saá con sus funcionarios que deciden por los sanluiseños, desde una realidad totalmente diferente a la de la gente común, sin consultar, sin preguntar, pero con  la soberbia siempre alta.