Claudio Poggi presentó un proyecto de Boleta Única de Papel para las próximas elecciones

En un contexto de pandemia y para evitar el riesgo de contagios de Covid en las elecciones de este año, el senador Nacional presentó un proyecto de ley que impulsa la implementación de la boleta única de sufragio en papel como herramienta para la elección de candidatos en los próximos comicios.

«El sistema que se propone es absolutamente superador del actual sistema de boletas por partidos, cuya impresión y logística de distribución principal está a cargo de las agrupaciones políticas. Con el sistema de Boleta Única que se impulsa, es la autoridad electoral nacional, y no ya los partidos políticos, la encargada y responsable del diseño, impresión y distribución de las boletas, asegurando de esta manera la real igualdad de posibilidades entre todos los espacios políticos y candidatos que intervienen en la elección», fundamenta el proyecto presentado en el Senado.

A su vez, «el ciudadano elector encuentra en una única boleta todas las opciones y deja de existir ese confuso escenario de un cuarto oscuro con múltiples boletas de cada una de las agrupaciones políticas que compiten en la elección y el consiguientes y conocidas maniobras de toma de ventaja en la ubicación de las mismas, de sustracción y destrucción de las boletas y de todo tipo de control por parte de los partidos o agrupaciones a los electores en base a prebendas, amenazas u obscena utilización de los aparatos electorales», continúa.

“La Boleta Única Papel evita que el votante deba manipular múltiples boletas sábanas, menos tiempo en el cuarto oscuro y también evita la circulación de personas repartiendo esas boletas sábanas en días previos a la elección”, afirmó el exgobernador.

Poggi señaló que esta alternativa también significa “un ahorro considerable, producido por el ahorro de papel y tinta que trae aparejada la aplicación del referido sistema de votación, con el consiguiente impacto positivo sobre el medioambiente”.

Por otra parte, «la boleta única permite utilizar plantillas en alfabeto Braille que permite a los ciudadanos no videntes efectivizar su voto de manera independiente y secreta».

La iniciativa es una reedición del proyecto presentado por el legislador ante el Senado de la Nación en el 2019 y propicia que las provincias adhieran adecuando su legislación. «El sistema propuesto es más transparente, asegura la igualdad, facilita el ejercicio del voto para los ciudadanos y pone un freno a prácticas clientelares y de presión que tanto mal le hacen a la República», aseguró.