Con casi el 70% de pobreza infantil, San Luis ignoro un alimento innovador para la lucha contra el hambre, desarrollado en nuestra provincia, premiado por nación y que producirá Jujuy

La Dra. en Química, Laura Rodríguez Furlan de Intequi-Conicet, desde San Luis dirige un proyecto en donde se desarrolló una “pasta seca proteica de alto valor nutricional” que fue presentada en el marco de la convocatoria “Ciencia y Tecnología Contra el Hambre” organizado por el Ministerio de Ciencia y Tecnología e Innovación de la Nación quien premio al proyecto con un monto de $19.800.000 para su desarrollo.

Básicamente y por lo explicado por la Dra. Laura Rodriguez Furlan, el alimento nace por sobre todas las cosas con la necesidad de dar una respuesta, principalmente a la alimentación de los niños, ya que este producto alimentico ha reunido todos los ingredientes nutritivos que ayuda a los más pequeños para que puedan lograr el desarrollo físico y mental que necesitan para tener un futuro y una vida plena, aunque también el producto es importante para la alimentación de adolescentes y adultos.

Lo que motivo al equipo de investigadores de San Luis fue el presente que viven niños, mujeres y hombres de nuestro país, imposibilitados por el alza de los precios en los alimentos de tener una alimentación adecuada desde lo nutricional, intentando reunir en un único producto y en una pequeña porción todos los nutrientes que necesita una familia.

La pasta seca proteica “tiene un alto contenido en proteínas de alto valor biológico” lo definió la Dra. Rodríguez Furlan y agrego, “esto significa que tiene todos los aminoácidos que nuestro cuerpo necesita, además contiene calcio, hierro, micronutrientes, minerales, es decir todos los nutrientes que necesita nuestro cuerpo” y termino asegurando que “se diseñó en forma de pasta seca, porque es un producto que tiene una alta estabilidad, puede almacenarse a temperatura ambiente, por largo periodos de tiempo, ni siquiera necesita del frio para almacenarse y es de fácil preparación”

El premio que obtuvo el proyecto de casi 20 millones de pesos, se utilizara para comprar el equipamiento necesario para desarrollar el producto, la producción está estipulada en 60 mil kilos por mes, el lugar donde estará la planta de producción será en la provincia de Jujuy, quien se interesó por el proyecto de los investigadores de San Luis y que tendrá impacto también en Santa Fe beneficiando a los habitantes de esos lugares con 900 mil porciones mensuales de alimento que se traduce al alimento de 30 mil persona por mes.

San Luis miro para un costado y dejo pasar este alimento que se producirá de manera masiva y que quizás llegue a nuestra provincia por otras vías de comercialización.

Lo que no se explica es cómo en San Luis en donde la pobreza infantil trepa al casi al 70%, según el último informe del INDEC, dejándonos en el tercer lugar del país en donde está la mayor cantidad de niños pobres, que se traduce en hambre y falta de oportunidades, no le haya interesado este alimento creado por gente de nuestra provincia en nuestra provincia, y que reteniéndolo, realizando la  producción, pueda impactar de manera directa en nuestra gente con la necesidad de alimentación que hay en los grupos familiares sanluiseños.

Jujuy será quien lo haga, el producto tendrá un impacto directo en los niños y se espera que en las próximas generaciones sea alimento esencial para una alimentación equilibrada y eficaz en todos aquellos que lo consuman.