¿Cuál es el limite para que el gobierno reconozca la ola de inseguridad que se vive en San Luis y haga algo?

Solo por nombrar algunos casos de inseguridad en estos últimos tiempos y que en muchos de ellos han sido difundidos a nivel nacional, la puerta reventada de blindex en un maxi kiosco de una pedrada para luego hacer un robo al estilo piraña llevándose todo a metros de la Jefatura Central, los robos diarios modalidad moto chorros que se dan en la calles, el asalto a una estación de servicio utilizando como arma una botella rota, los golpes a los empleados de los negocios por sacarle lo poco que tienen, delincuentes que se pasean por las cámaras de seguridad esquivando “escobillonazos” de parte de los propietarios para correrlos, los cientos de autos abiertos y vidrios destrozados para robarles lo que tengan, robos a casas de barrio y a los departamentos de los nuevos edificios de San Luis, todo es valió en esta realidad de inseguridad en la que estamos inmersos y de la cual  no sabemos qué hacer.  

El caso Guadalupe Lucero es un terrible hecho de inseguridad que ha puesto de manifiesto la incapacidad de las fuerzas de seguridad para actuar en situaciones como estas, llevamos casi 40 días en manos de los investigadores que no dan una respuesta a que puedo haber ocurrido con Guadalupe. Susana Trimarco, madre de la desaparecida Marita Verón, quien vino a San Luis a acompañar a los padres de la pequeña y a ayudar al Gobierno, en declaraciones a los medios nacionales dijo “Me preguntan a mí cómo hacer. Les digo así, así y así. Les explico las cosas. Para que esto tenga un final feliz tenemos que trabajar en conjunto, con la verdad, para que la chiquita tenga justicia” y también remarco que  muchas cosas se hicieron al tun tun, hacer por hacer” y reconoció que los funcionarios pueden tener voluntad, pero no tiene experiencia, hablando de la falta de capacitación para resolver y actuar en estos hechos.

El caso Alejandro “Bebo” Ochoa, quien fue secuestrado y que un amigo del joven vio cuando dos personas encapuchadas se lo llevaban en una camioneta y que después de estar desaparecido por varios días, apareció en las narices de los investigadores, debajo de un árbol, desnudo, mutilado en los genitales y que hasta hoy no hay detenidos ni pistas del hecho.

La inseguridad esta intratable por donde lo busques en cualquier lugar de San Luis, tanto la ciudad como también el campo, robos de animales, maquinarias, colmenas, se llevan lo que pueden y como pueden de manera totalmente impune, sabiendo que nada les va a pasar, porque en la mayoría de los casos las comisarias se han transformado en oficinas de recepción de hechos que no se esclarecen.

La señal desde el gobierno es nula, parecen vivir en una sintonía diferente, en tan solo el primer semestre del año dicen aquellos que ven el famoso Mapa del Delito que solo tiene zonas rojas, roban en todos lados, de las mil modalidades, las 24 horas del día.

¿Dónde quedaron los nuevos policías?

Nadie los vio más, la puesta en escena del Ministro de Seguridad poniendo un policía cada un par de cuadras duro poco, no los pudo mantener, no le dio resultado, los robos seguían y necesitaba gente en las comisarías vacías de personal a cargo de jurisdicciones con cientos de problemas. Tampoco la inversión que hicieron de millones de pesos se ve en las calles y mucho menos ha dado una solución a la vía libre que tienen los delincuentes.

Por eso nos preguntamos, ante este panorama, cuál será el límite para que Alberto Rodríguez Saá se ocupe de la inseguridad que se vive en San Luis, que es lo que tiene que pasar para que realice acciones contundentes que se vea reflejado en la forma de vivir de la gente de nuestra provincia que hoy hace lo imposible para no ser víctimas de los hechos de inseguridad.

Están lo que lamentablemente se van resignando a esta forma de vivir, que han sufrido en carne propia la inseguridad, pero también estamos los que necesitamos un gobierno presente que no esquive esta situación, que no se silencie ante cosas tristes que pasan en San Luis como han elegido últimamente y que nos digan que van hacer para frenar la delincuencia que existe en las calles de la provincia.