El Gobierno reconoce que las últimas medidas estrictas aplicadas, no dieron resultado

A pesar de haber implementado un confinamiento estricto por 9 días y un fin de semana, el intento de bajar la curva de casos de coronavirus, no dio resultado y el número de contagiados se mantuvo alto.

Lo reconoció la Jefa del Programa de Asuntos Municipales, María Eugenia Cantaloube, durante una entrevista en el programa La Locomotora de Radio Universidad. La funcionaria aceptó que el cierre de todas las actividades, excepto las esenciales, no tuvo la repercusión esperada y responsabilizó a las nuevas cepas de que esto hubiera ocurrido.

«Estos son los desafíos que nos ponen las nuevas cepas del virus», afirmó Cantaloube y reconoció que «seguimos y nos mantenemos con una meseta muy alta» de casos, por lo que «tenemos que apelar a la responsabilidad indiviual y la responsabilidad social y aprender a convivir con el virus», indicó.

Por otro lado, la funcionaria afirmó que «hay que plantear fuertemente las estrategias como la utilización de la App Trazar» y responsabilizó una vez más a los ciudadanos y comerciantes del no uso correcto de esta herramienta tecnológica. Cantaloube afirmó que en el «interior de la Provincia, el 75% de los comercios no aplica Trazar».

El Gobierno de San Luis, decidió adherir al Decreto de Necesidad y Urgencia que el presidente anunció el 20 de mayo pasado. Si bien la medida tenía vigencia hasta el 11 de junio, la gestión de Rodríguez Saá decidió adelantar la finalización de algunos puntos, a partir de los pocos resultados positivos obtenidos. Por ello, desde este lunes, se flexibilizaron una serie de medidas que tenían vigencia hasta el viernes de esta semana.

Ni el confinamiento estricto, ni las medidas de restricción en la circulación dieron resultado, pero el Gobierno de San Luis tampoco implementó controles en los espacios públicos para que éstas se respetaran. Si bien el ciudadano conocía cuáles eran las limitaciones establecidas en el decreto, la autoridad provincial no se ocupó de hacer cumplir esas disposiciones.

En las últimas semanas, disminuyó el número de testeos, pero la cifra de casos diarios en la provincia se mantuvo por encima de los 500 casos diarios. Además, otros indicadores continúan siendo altos, por ejemplo, la tasa de positividad, que se mantiene por encima del 18%.

Desde la Organización Mundial de la Salud recomiendan que esos números se ubiquen por debajo del 10%. Más allá de esto, el Gobierno provincial lo fijó en el 15% y hasta el momento, no logró que descienda, demostrando el fracaso en la administración de las medidas.