Es la vacuna, estúpido

Fue el propio gobierno quien prometió qué para esta fecha, el 64% de los sanluiseños iba a estar vacunado con al menos una dosis. Nada de eso se cumplió, salvo los vacunados VIP, el resto de la población accede en cuentagotas, según la disponibilidad de dosis.

Al momento de publicarse esta nota, el Monitor Público de Vacunación, dependiente del Ministerio de Salud de la Nación, indicaba que en San Luis habían sido recibido las dos dosis contra el COVID 19, solo el 2.7% de la población.

Desde que comenzó la campaña de vacunación, llegaron a San Luis 82.750 dosis, 73.392 sanluiseños (16.4%) recibieron la primera dosis y solo 13.823 (2.7%) completó el calendario de vacunación.

El 12 de diciembre del 2020, el presidente Alberto Fernández anunciaba que 10.000.000 serían vacunados antes de que termine el mes de febrero.

En enero pasado, el Ministerio de Salud de la Nación daba cuenta que antes de que comience agosto, el 85% de los argentinos mayores de 18 años estarían vacunados.

El sitio chequeado.com en un informe titulado Operativo de vacunación: a cuántas personas alcanzaría en 2021 y quiénes tendrán prioridad analizaba sobre la base de la información oficial difundida hasta ese momento, el ritmo de vacunación prometido hasta julio de 2021.

Según la previsión oficial, para el presente mes de abril, 25.826.500 de argentinos deberían haber recibido la vacuna. Hasta el momento, solo se aplicaron 6.318.109 de dosis, el 24.4% de lo prometido para esta fecha.

Según lo afirmado por el gobierno nacional y replicado por el gobierno provincial, para esta fecha, el numero de vacunados en todo el país y en San Luis, debería multiplicarse por cuatro.

Fue el propio gobierno quien prometió qué para esta fecha, el 64% de los sanluiseños iba a estar vacunado con al menos una dosis. Cuando hoy se escucha hablar de la campaña de vacunación, nadie admite el fracaso.

Los mismos funcionarios que anunciaban la llegada masiva de dosis al país y a la provincia, usando la herramienta sanitaria como un puente hacia el fervor popular del año electoral, son quienes ahora explican la relación de los laboratorios con los países del primer mundo. Como si este argumento fuera novedoso y no hubiera estado presente hace cuatro meses atrás.

“Evidentemente ha habido algunas dificultades con respecto a algunos casos muy puntuales. Pero un puñado de vacunas mal dadas no puede empañar la campaña de vacunación más grande de nuestra historia” reflexionó Santiago Cafiero, Jefe de Gabinete del gobierno nacional en su visita a San Luis.

Lo cierto que “la campaña de vacunación más grande de nuestra historia” todavía no logran ponerla en marcha y mientras Alberto Rodríguez Saá con sus ministros, callan su impericia por no realizar ninguna gestión para intentar comprar vacunas, para intentar cuidar de la salud de la población, miran para otro lado cuando se les pide el listado de vacunados VIP que hubo en San Luis.

El gobierno provincial anunció nuevas medidas restrictivas y de aislamiento este viernes por la noche, las mismas tomaron por sorpresa a la mayoría de los puntanos.

No habían pasado 48 horas del momento en que el propio gobernador había manifestado “En esta segunda ola, vamos a hacer el enorme esfuerzo de no cerrar nada” para terminar cerrando todo.

El malestar existente en la sociedad no es un problema de la mala comunicación del gobierno, ni es un problema de la ciudadanía que no sabe interpretar a sus gobernantes, ni de los medios que supuestamente tergiversan lo que los mismos funcionarios se auto desmienten.

El problema es otro. Es la vacuna, estúpido.

Fuentes

Chequeado.com https://chequeado.com/el-explicador/operativo-de-vacunacion-a-cuantas-personas-alcanzaria-en-2021-y-quienes-tendran-prioridad/

Monitor público de vacunación https://www.argentina.gob.ar/coronavirus/vacuna/aplicadas