La sucursal de Garbarino en San Luis aguanta como puede sus puertas abiertas

La dura situación que atraviesan los empleados de la sucursal de Garbarino en San Luis producto de la crisis económica que vive la firma, hace que todos los días casi 20 familia sanluiseñas dependa de que esta situación se revierta de alguna manera  y no solo para mantener su puesto de trabajo, sino para cobrar lo que se les adeuda.

La gran mayoría de las familias en nuestra provincia viven como pueden al día, que un trabajador por 3 meses no cobre su sueldo hace que sea imposible de sostener la situación económica, tanto en la familia de cada uno de los trabajadores de Garbarino como en ir a cumplir con la jornada laboral para mantener las puertas abiertas del local que esta sobre calle Belgrano de San Luis Capital.

La realidad marca que la empresa ya venía con algunas modificación por la pandemia en las horas de trabajo, inclusive hubo algunos empleados que fueron suspendidos por un tiempo solo cobrando aproximadamente el 76% de su sueldo por disposición del DNU Presidencial que regía en ese momento y en la actualidad hay reestructuración de horarios.

En San Luis la empresa viven un desabastecimiento casi total de productos, solo reciben para exponer y vender en el local un 10 % de lo que solía entrar con varios camiones, nada más ingresa lo que se vende por internet en nuestra provincia.

Tampoco en la actualidad  pueden vender en efectivo, las grandes empresas de electrodomésticos, computación, equipos de audio, tv, etc, le entregan a Garbarino la totalidad de sus productos en consignación, esto significa que la empresa solo puede vender con tarjeta y que el dinero va directamente a las marcas.-

La sucursal San Luis de Garbarino, esta acorralada mensualmente por los impuestos y alquileres que ocupa, hasta se han quedado sin servicio de telefonía, que es por donde se maneja todo el sistema de venta y de cobranza, por falta de pagos.

Con una millonaria deuda Garbarino -dueño también de Compumundo, local que ya cerro su sucursal en San Luis ,estuvo a punto de firmar un acuerdo con Facundo Prado, presidente de Supercanal Arlink – operadora de televisión por cable e Internet con 750.000 abonados y presencia en 14 provincias-, y de Centro Card, pero a último momento todo quedó en la nada.

Los resultados negativos de la pandemia en lo comercial no respeta jerarquía, le pega al más pequeño y al más grande, Garbarino tiene alrededor de 190 sucursales en Argentina, algunas de ellas han cerrado y otras están acorraladas como en San Luis que solo se mantiene por los empleados aferrados a la ilusión de cobrar y no perder su trabajo.