Los comerciantes estuvieron 9 días sin trabajar, pero las facturas de impuestos llegaron igual a los locales

Muchos comerciantes de diferentes localidades de San Luis, después de no trabajar durante 9 días por una nueva restricción del gobierno, decidieron volver este fin de semana para acondicionar sus locales con el fin de abrir desde este lunes 31 de mayo y se llevaron la sorpresa que por debajo de sus puertas les habían pasado todas las facturas de impuestos para que paguen.

La cara y la sensación de los comerciantes, no fue de sorpresa, si de indignación ante tanta desconsideración por parte de aquellos empresarios y gobernantes que miran para un costado la realidad que vive el sector.

Estas semanas que llegan para los dueños de comercios serán destinadas a juntar, como puedan, para pagar impuestos, sueldos y hasta aguinaldos, cuando sus locales no han podido trabajar con normalidad, situación que viven desde hace más de un año, sin ningún tipo de ayuda por parte del Gobierno de San Luis y luego quedara esperar que otra vez no les pongan restricciones que los prive de seguir trabajando, modalidad a la cual los está exponiendo este gobierno que solo cree que la pandemia afecta lo sanitario.

Un reconocido comerciante de Villa Mercedes, en su red social de Facebook describió a la perfección la situación de los comerciantes diciendo;  “Llegas a tu » NEGOCIO CERRADO » y te encontrás con esta hermosa sorpresa. Ahh… me olvidaba que los repartidores de impuestos son ESENCIALES!! Jajajajaja SE NOS CAGAN DE RISA.” y acompaño la publicación con una foto que mostraba el ingreso a su local y detrás de la puerta de vidrio se observaban todas las facturas para pagar.

El viernes pasado la ministra de Salud, Silvia Sosa Araujo, se puso su mejor sonrisa para enfrentar las cámaras de Canal 13 San Luis, y dar conocer qué medidas se llevaran adelante en la provincia desde este lunes 31 de mayo y como pudo, intentando dejar una imagen de simpatía optimista, aunque los números marcan que tenemos 777 muertos por covid, casi 8000 casos activos y 63 personas en estado crítico en UTI, hablo sobre las clases y la actividad comercial que era lo más esperado.

Con respecto a lo comercial, informó que desde el lunes 31, quedará habilitada la circulación de 6 a 20hs, la actividad comercial de 6 a 19 y la adquisición de productos o servicios podrá realizarse de acuerdo a la terminación de DNI y recordó que es obligatorio el uso de la aplicación “Trazar” tanto para quien presta un producto o servicio. Más allá de estas decisiones, los cierto es que los Comerciantes y Trabajadores Independientes de San Luis habían decidido volver a la actividad normal, con o sin al aval de los gobiernos nacionales y provinciales y que la Cámara de Comercio, no solo exige poder volver a trabajar sino que también reiteró el pedido al intendente capitalino, Sergio Tamayo, para que “se aplique medidas tendientes a aliviar la crítica situación que viven los sectores comercial y productivo”, concretamente se solicitó una rebaja del 50%, por un periodo de 6 meses, en el pago de tasas, servicios, cánones municipales y cartelería.

Uno de los dos pedidos que se sumara esta semana por parte de los comerciantes al gobierno provincial es retirar la compra por DNI par o impar, ya que creen que esa medida que solo se da para la compra en comercio lo único que hace es perjudicar al sector y no cumple ningún tipo de función eficaz para bajar los casos de covid, ya que dos personas pueden caminar libremente por la ciudad y realizar actividades, pero solo una puede entrar a comprar, el otro pedido, es que los comercios puedan trabajar, principalmente los rubros como resto bar y confiterías hasta las 23.30hs con normalidad.