Piden una multa de 99 mil pesos al «Tengo» Irusta, el diputado albertista que manejaba con 1,85 de alcohol en sangre.

Se acerca la sanción que recibirá el diputado Albertista, Francisco “Tengo” Irusta por parte del Tribunal de faltas Municipal de Villa Mercedes, por conducir el pasado fin de semana alcoholizado y protagonizar un choque en el Centro Comercial a Cielo Abierto de la ciudad villamercedina.

Enrique Gargiulo, es el fiscal del Tribunal de Faltas Municipal y explico que por conducir “borracho” a Irusta lo pueden multar con 1000 a 4000 unidades de multa y que después de ver toda la documentación, pido que su infracción solo sea de 3000 unidades, hoy la unidad tiene un valor de 33 pesos fijada por el Consejo Deliberante, lo que hace en plata la suma de una multa de 99 mil pesos para el diputado “Tengo”.

En caso de no pagar la multa, la sanción puede ser de 60 días a 2 años de inhabilitación de conducir, aunque también la jueza evaluara si aparte de la multa 99 mil pesos lo mandan a Francisco Irusta a tomar cursos de conducción vehicular.

¿Porque el fiscal no le dio el máximo de sanción al diputado teniendo en cuenta el rol social que cumple, que tenía 1,85 de alcohol en sangre cuando la tolerancia es 0 y que destrozo parte del microcentro?

La sanción con el máximo rigor, hubiese sido de 132 mil pesos y un ejemplo ante un caso tan mediatizado que toda la provincia conoció y opino, hasta pudo haber sido ejemplificador, pero Enrique Gargiulo prefiero ser más leve.

Con respecto a porque el diputado albertista Irusta pudo llevarse la camioneta con un conductor designado del lugar del choque, el fiscal del Tribunal de Faltas Municipal dijo que, si bien al 80% de las personas que presentan este tipo de infracción se les retiene el vehículo en el corralón, A Irusta se lo dejaron llevar por el lugar en el cual choco, respuesta que no justifica nada..

También se suma en contra del diputado una investigación sobre si esa pudo haber protagonizado otro choque contra la contención de un canal antes de chocar con los bolardos y la maceta en el centro comercial a cielo abierto