Por unanimidad, Diputados aprobó el proyecto de Lengua de Señas

La iniciativa reconoce la importancia de la preservación de la lengua de señas y su difusión como parte del patrimonio lingüístico y cultural de la sociedad. Se estima que en el país hay 1.120.000 personas sordas.

Por unanimidad, la Cámara de Diputados le dio este jueves media sanción al proyecto de ley que reconoce a la Lengua de Señas Argentina (LSA) como una lengua natural y originaria en todo el territorio nacional, una medida reclamada desde hace años por organizaciones de personas sordas.

La norma, cuyo tratamiento en el Senado podría darse antes de fin de año, recibió 229 votos afirmativos y ya fue girada este mismo jueves a la Cámara Alta para su sanción definitiva.

La iniciativa reconoce la importancia de la preservación de la lengua de señas y su difusión como parte del patrimonio lingüístico y cultural de la sociedad, conformando un legado histórico inmaterial que hace a la identidad lingüística y la herencia cultural de las personas sordas.

El diputado de Juntos Somos Rio Negro y presidente de la comisión de Discapacidad, Luis Di Giácomo, fue el encargado de abrir el debate en torno al proyecto y sostuvo que esta lengua «visogestual» debe ser «oficializada y jerarquizada» para «eliminar barreras comunicaciones, remover barreras actitudinales y otorgar visibilización en un medio de comunicación no verbal para poner en pie de igualdad a las personas sordas con el resto de las personas».

El diputado nacional por San Luis, Claudio Poggi celebró la aprobación del proyecto. «Los ciudadanos sordos deben estar integrados y esta ley promueve a la lengua de señas como un verdadero nuevo ´idioma´», sostuvo el legislador a trevés de un mensaje publicado en su cuenta de Twitter.

La sesión contó con la presencia de miembros de la Confederación Argentina de Sordos que observaron el debate desde el recinto y pudieron seguir las alternativas gracias a la intérprete de lengua de señas que siempre está presente en todas las deliberaciones del cuerpo legislativo.

Además, los legisladores colocaron pañuelos azules en sus bancas con la inscripción «Lengua de Señas Argentinas».