Rodriguez Saá inició gestiones para la llegada de refugiados de Afganistán a San Luis

El Gobierno provincial anticipó que está trabajando para poder recibir en la Provincia a nuevos refugiados. Ya se mantuvo una comunicación con Casa Rosada para manifestar la voluntad de asistir a personas de ese país en crisis.

Afganistán vive una crisis bélica y política que hace que el país se encuentre en un periodo muy convulso. Tras la toma de Kabul por los talibanes, y frente a la grave crisis que atraviesa Afganistan, muchos habitantes del país suponen como prioridad salir del territorio.

Ante esa situación, que actualmente ocupa las agendas periodísticas en todo el mundo, el Gobierno provincial adelantó que intentará abrir un corredor humanitario para la llegada de refugiados de ese país a San Luis.

«Estamos muy preocupador por el respeto a los derechos humanos, principalmente de las mujeres. Estuvimos en contacto con el representante regional de las Naciones Unidas para los refugiados para manifestarle que es voluntad de la provincia ayudar nuevamente a asistir, si se trata de salvar vidas”, adelantó la coordinadora del Corredor Humanitario San Luis, Liliana Scheines en declaraciones a Canal 13.

Las imágenes difundidas por los medios a principios de semana, mostraban a cientos de personas en el aeropuerto que buscaban una vía de escape ante el avance talibán.

De la misma que manera que se posicionó frente a la situación de Siria, Alberto Rodríguez Saá intentará nuevamente recibir a refugiado del país en crisis, a través del Corredor Humanitario que creó su gestión en el 2017.

“Nadie quiere vivir lo que está viviendo hoy Afganistán, una situación dificilísima. Uno ve que también que se cierran puertas de otros países, nosotros podemos estar orgullosos que en San Luis se los abraza, se los ayuda para que puedan, por lo menos, después poder decidir con libertad si quieren quedarse o quieren volver cuando las condiciones lo permitan”, afirmó Scheines durante la entrevista en el canal oficial.

Con respecto a la experiencia con los refugiados sirios, Sheines informó que «tuvimos la experiencias, con 14 familias. Dos se fueron porque no se pudieron adaptar y dos lo hicieron este año con total libertad, porque la situación en siria está mucho más calmada», aseguró la funcionaria.