Tamayo dice hacer » todo pensado, nada arrebatado» es por eso que demora en decidir como va ayudar a los comerciantes fundidos de San Luis

Así de sencillo fue el descargo que hizo Sergio Tamayo cuando la prensa le consulto sobre si esta si está evaluando alguna ayuda desde el municipio a los comerciantes que tienen sus comercios en una emergencia económica total debido a la pandemia y a la falta de apoyo del Gobierno Provincial, “se hace todo pensado, nada arrebatado porque puede salir algo mal” dijo el intendente.

Parece que Tamayo lleva pensando un 1 años y tres meses, como puede hacer para ayudar a los comerciantes de su lugar, mientras cientos de ellos perdieron todo, cerraron y dejaron sin trabajo a muchos sanluiseños, lo de “nada arrebatado” lo dejamos como una de sus tantas declaraciones desafortunadas que no están a la altura de un tema tan sensible y de la función que cumple en la ciudad y sobre “que algo puede salir mal” lo pone en un lugar alejado de la realidad de gente porque más mal que cerrar locales, perder fuentes de trabajo y fundirse no puede existir.

Uno de los peores intendentes del país, según encuestas nacionales,  marca el ritmo de su gestión en la necesidad de los puntanos, aunque reconoció en sus declaraciones que “todo lo hace a favor del comerciante, con muchos beneficios que hoy ya están disfrutando” una frase que nadie comprendió, como normalmente ocurre cuando habla con la prensa.   

Sergio Tamayo, solo tiene reuniones con la Cámara de Comercio de San Luis con la cual él siempre dice estar de encuentros para definir que hace en el sector, desconociendo, ignorando y ninguneando a todas las otras cámaras y asociaciones que trabajan por los comerciantes, que incluso han hecho mucho más en proyectos y en movilizaciones masivas para pedir por el rubro comercial que lo que reconoce el intendente.

La buena relación con la Cámara de Comercio de San Luis, está influenciada por un familiar directo de Tamayo que forma parte de esa representación y es por eso que únicamente el intendente escucha lo que dice su pariente sin darle la posibilidad a otros, en pedido reales que hace el sector y que son de necesidad de urgencia.

Las otras cámaras y asociaciones que no escucha Sergio Tamayo dicen que esto ocurre porque algunos representantes de la cámara que “coquetea” con el intendente son más funcionales a Alberto Rodríguez Saá, anteponiendo sus beneficios que el de los comerciantes y es por eso que cada vez más comercios se suman a otras alternativas de representación.